UNA NUEVA ERA EN SURÁFRICA

Desde el banquillo de los acusados

Nelson Mandela, puesto en libertad ayer, efectuó su última declaración pública de principios hace más de 25 años, desde el banquillo de los acusa(los en el juicio de Rivoma que le sentenció a cadena perpetua por conspirar contra el Gobierno de Pretoria y por haber preparado actos de sabotaje. Mandela fue condenado el 12 de junio de 1964, junto con otros siete dirigentes del Congreso Nacional Africano (ANC). entre ellos Walter Sisulu, ex secretario general del ANC y liberado en octubre pasado.El siguiente texto recoge extractos del mensaje emitido por Mandela el 20 de abril de 1964 ante sus acusadores.

"Desde el principio deseo afirmar que las sugerencias hechas por el Estado en su alegato, de que la lucha en África de Sur está bajo la influencia de extranjeros o de comunistas es totalmente incorrecta".

"En mi actuación como individuo y como líder de mi pueblo, he obedecido a mi experiencia como surafricano y a mi propia y orgullosa tradición africana, y no a lo que cualquier extranjero pudiera haberme dicho".

"Sentíamos que sin violencla no se abriría un camino para que el pueblo africano tuviera éxito en su lucha contra el principio de la supremacía blanca ( ... )".

"Todas las vías legales de expresar una oposición a esa supremacía estaba excluida por la legislación, y fuimos colocados en una posición en la cual debíamos o bien aceptar un estado permanente de inferioridad o desafiar al Gobierno (...)".

"Primero transiagredimos la ley, pero utilizando una forma de lucha que excluía la violencia; cuando se legisló en contra de esta vía y cuando el Gobierno recurrió a una demostración de fuerza para aplastar a la oposición y someterla a su dictado político, sólo entonces -decidimos responder a la violencia con la violencia".

"Pero la violencia que decidimos adoptar no fue la del terrorismo".

"Creíamos que África del Sur dependía en buena medida del capital extranjero y el comercio exterior. Pensábamos que la destrucción planificada de centrales eléctricas y la interferencia del transporte por ferrocarril y líneas telefónicas haría más difícil que los productos de las áreas industriales alcanzaran los puertos de mar a tiempo".

"Éste era, por tanto, el plan. Dimos estrictas instrucciones desde el comienzo para que de ninguna manera resultara herida o muerta alguna persona en nuestras operaciones ( ... )".

"He negado que sea comunista, y creo que en estas circunstancias estoy obligado a definir claramente cuáles son mis creencias políticas".

"Siempre me he considerado a mí mismo como un patriota africano ( ... )".

"Hoy día me siento atraído por la idea de una sociedad sin clases, atracción que deriva en parte de mis lecturas del marxismo y en parte de mi admiración por la estructura y organización de las primitivas sociedades africanas de este país. La tierra, entonces el principal medio de producción, pertenecía a la tribu. No existían ni ricos ni pobres y no había explotación ( ... )".

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 11 de febrero de 1990.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50