Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Huelga en las minas del Bierzo por la muerte de un trabajador

El cadáver del minero Julio Alonso Pérez, de 31 años, casado y con un hijo, fallecido el miércoles en la explotación Minera de Peñarosa, de Villamartín del Sil (León) por un desprendimiento de carbón fue localizado a mediodía de ayer. Otro picador, atrapado en el mismo accidente, Albino Osorio López, pudo ser rescatado con vida por las brigadas de salvamento a las 20.00 horas del miércoles, tras permanecer seis horas semienterrado en una sobreguía (un hueco de apenas un metro en la galería subterránea). Todas las minas del Bierzo pararon ayer en una "jornada de duelo" convocada por CC OO y UGT, que fue seguida de forma masiva por cerca de 6.500 trabajadores en 60 empresas.

Los equipos de rescate tuvieron que trabajar en dos direcciones y capas diferentes -arriba y abajo- para acceder a la galería donde se encontraba el cadáver de Julio Alonso, enterrado hasta la cintura y, según algunas fuentes, con la cabeza destrozada por los bloques de carbón y escombros. El cadáver comenzó a ser desenterrado poco antes del mediodía, casi 23 horas después de ocurrir el accidente.

Un suceso similar ocurrió el miércoles en otra mina de Santa Cruz de Sil, donde otros tres mineros fueron sorprendidos por un desprendimiento.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 9 de febrero de 1990