Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cientos de padres exigen al director del Niño Jesús que José Nieto siga tratando a sus hijos

Varios centenares de padres de niños con problemas de crecimiento hormonal se han dirigido al Ministerio de Sanidad para protestar por la marginación de José Antonio Nieto, médico del hospital del Niño Jesús y uno de los mayores expertos en endocrinologia, reconocido como tal internacionalmente. Los padres han denunciado el desmantelamiento de la sección que dirige Nieto, y exigen que sus hijos sigan siendo tratados por el citado doctor.

El pasado domingo, más de 500 personas, todas ellas padres de niños atendidos en el servicio de endocrinología por José Antonio Nieto, se reunieron en la iglesia de San Amaro y redactaron un escrito que se ha enviado al ministro de Sanidad, al Defensor del Pueblo y al director del Niño Jesús.En dicho escrito se dice: "Durante el tiempo que el doctor Nieto lleva tratando a nuestros hijos hemos comprobado la competencia profesional, la eficacia, la abnegación y el afecto con que les ha tratado siempre, por lo que nos sorprenden, preocupan e indignan las medidas que recientemente se han tomado contra él".

Los padres han denunciado que, tras la jubilación del doctor Garrido Lestache, médico de reconocido prestigio y hasta entonces responsable máximo del servicio de endocrinología, la dirección del hospital no sólo no nombró a José Antonio Nieto para ocupar el puesto, sino que se creó una denominada Unidad de Crecimiento, en la que se ha empezado a tratar a los niños con problemas de crecimiento por causas hormonales.

La citada unidad ha comenzado a encargarse también de los pacientes diabéticos ingresados, y que hasta ahora eran también atendidos en consultas externas por Nieto.

Varios firmantes del escrito, consultados por este periódico, alabaron la dedicación de Nieto para con sus hijos: "Es muy normal que tengas que esperar en su consulta cuatro o cinco horas, porque el doctor está todo el tiempo que haga falta con cada niño. Es un profesional con una vocación absoluta, y lo hemos comprobado a lo largo de los doce años que lleva en el hospital".

Advertencia al director

Desde que se creó la unidad de crecimiento, las historias clínicas están siendo desviadas al nuevo servicio, en detrimento de Nieto. "Suponemos que esta marginación viene causada por celos profesionales o por problemas de orden interno del hospital, pero no estamos dispuestos a consentir que esas luchas intestinas puedan perjudicar a él y al tratamiento de nuestros hijos", añadió uno de los padres.A José Antonio Nieto, según el escrito, se le ha negado incluso la supervisión de sus antiguos pacientes, ahora en manos de otros profesionales. Los padres piden al director del hospital que, en todo caso, se dejen a la nueva unidad de crecimiento los niños con problemas de crecimiento no hormonal, y responsabilizan a aquél "ante cualquier problema que pudiera sobrevenir a alguno de los pacientes por un inadecuado tratamiento".

Ayer no fue posible localizar a José Antonio Nieto para pedirle su opinión sobre el caso, ni tampoco a los responsables del hospital del Niño Jesús.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 5 de febrero de 1990

Más información

  • Denuncian la marginación profesional que sufre el doctor