Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El banco para la reconstrucción del Este nacerá la próxima primavera

El futuro Banco para la Reconstrucción y el Desarrollo (BERD) promoverá y financiará la transición hacia la economía de mercado de los países de la Europa del Este y les ayudará en el aprendizaje de las reglas de la economía de mercado, declaró anoche en París Jacques Attali, consejero especial del presidente francés Francois Miterrand. Attali compareció ante la Prensa Internacional al término de la primera reunión de expertos de los 34 países invitados a participar en la entidad. De cumplirse las previsiones de esos expertos, que se han reunido durante dos días en París, el BERD nacerá la primavera próxima con un capital de 10.000 millones de ECU.Numerosos países, entre ellos Austria, Dinamarca, Holanda y Francia, se ofrecieron en París como sedes del BERD. Particularmente simbólica fue la propuesta checa de instalar la sede de la futura entidad en Praga, en los locales que acaban de ser abandonados por el partido comunista de ese país. Attali calificó la abundancia de ofertas de "una maravillosa vuelta a la Europa de la hospitalidad".

La primera reunión de expertos de 34 países del mundo occidental y del antiguo bloque socialista de Europa del Este fue comparada el pasado lunes por Mitterrand a la celebrada en 1944 por los vencedores de la Segunda Guerra Mundial en Bretton Woods, que dió nacimiento al Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial. Mitterrand ha sido el principal promotor de la idea de la nueva entidad.

Los expertos volverán a encontrarse en París a finales de este mes para seguir avanzando en el diseño del proyecto, y abordarán la redacción de los estatutos del BERD los próximos 10 y 11 de marzo, también en la capital francesa. La constitución definitiva de la nueva entidad bancaria internacional está prevista para la primavera próxima. "Os invito a trabajar a un ritmo que no es el tradicional en las negociaciones internacional, pero la situación lo exige", dijo el pasado lunes Mitterrand a los reunidos en la parisina avenida Kléber.

Reparto de capital

Un total de 26 países del mundo occidental y ocho del antiguo bloque de la Europa socialista participaron en el encuentro. Los representantes de la Comisión Europea, también presentes, y los de los países miembros de la CE llevaron la iniciativa de las discusiones, dado que el proyecto inicial del presidente francés fue apadrinado en la última cumbre de los doce, en Estrasburgo. No obstante, quedan todavía por dilucidar aspectos importantes del proyecto como la composición y el reparto definitivos del capital, la sede de la institución y el sistema de dirección.Según la propuesta comunitaria, los doce participarán en el capital del nuevo organismo al 53%, dividiéndose el resto entre los otros países occidentales y los del antiguo bloque del Este. Los representantes de Estados Unidos han expresado sus reticencias a la participación del 85% reservada a la URSS.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 17 de enero de 1990