Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las reservas centrales crecieron la mitad que en 1988

Las reservas centrales de divisas crecieron 4.546,8 millones de dólares en 1989, lo que supone un total acumulado de 44.421,5 millones de dólares al cerrar el año. El crecimiento total de las reservas en 1989 es un 50% menor que el registrado en 1988, cuando las reservas saltaron de unos 30.000 millones de dólares a 39.871 millones. El nivel de reservas creció de forma sostenida desde enero del pasado año, con una leve inflexión a la baja en marzo, hasta septiembre de 1989 cuando alcanzaron la cifra récord de 46.753 millones de dólares. A partir de entonces cayeron 1.443 millones de dólares en octubre, 231 millones de dólares en noviembre y 657,5, millones de dólares en diciembre.La ausencia del registro de caja de las operaciones de España con el exterior y de la balanza de pagos goblal para el cierre del ejercicio pasado impiden sacar conclusiones sobre los motivos específicos de la caída de divisas. Sin embargo, como fenómeno genérico se ha repetido la situación planteada desde octubre, cuando las entradas netas de capital dejaron de cubrir el déficit por cuenta corriente total. Ya sea por reducción de las entradas de capital, o porque dichas entradas pese a crecer no alcanzan a paliar el déficit corriente que se ha presentado a lo largo de 1989 como la principal sangría de divisas en las reservas.

Sin duda el incremento del déficit comercial y los menores ingresos por servicios están en el epicentro de la sangría de divisas. Sin embargo las autoridades económicas siguen considerando que el colchón de divisas existente dan un margen para atacar los problemas comerciales españoles. Estos están directamente vinculados con el tipo de cambio de la peseta: "Desde mediados de noviembre la peseta ha experimentado una cierta depreciación que ha aproximado su tipo de cambio al punto central de la banda de fluctuación del Sistema Monetario Europeo.

El marco alemán

Esta evolución se produjo a pesar del ensanchamiento registrado en el diferencial entre tipos de interés internos y externos, por lo que dicha depreciación parece estar principalmente relacionada con la fortaleza mostrada por el marco alemán.Durante el mes de noviembre los tipos de interés del mercado monetario se mostraron al alza, y el Banco de España debió reducir el coeficiente de caja en dos puntos porcentuales para poder reducir el volumen de la subasta de regulación y llevar más tranquilidad al mercado, sin por ello pretender aflojar el control monetario. Pese a eflo en noviembre las salidas netas de capital a corto plazo fueron de 355 millones de dólares. En una medida vinculada a esta evolución, el Banco de España suprimió el 24 de noviembre pasado la obligacíón para las entidades delegadas de constituir un depósito previo del 20% no remunerado del contravalor en pesetas sobre operaciones en divisas que provocaban la entrada de capitales del exterior.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 9 de enero de 1990

Más información

  • A finales de diciembre de 1989 totalizaban 44.421 millones de dólares