José Bono asegura a Olivencia que Castilla-La Mancha estará en la Expo 92

El presidente de la comunidad de Castilla-La Mancha, el socialista José Bono, aseguró ayer al comisario general de la Exposición Universal de Sevilla de 1992, Manuel Olivencia, que su región participará en este acontecimiento, según manifestó ayer a EL PAÍS el propio Olivencia.El comisario y José Bono mantuvieron ayer una conversación telefónica en la que el presidente de Castilla-La Mancha, que el pasado martes declaró a este diario que prefería construir un hospital a gastar 700 millones para que su región estuviera en la Expo, afirmó que quiere estar en la exposición universal pero reclamó fórmulas de apoyo y ayuda.

Para el comisario general, las declaraciones de José Bono "son una llamada de atención y una actitud razonable, porque las comunidades autónomas se esfuerzan en conseguir, lógicamente, que su participación en la Expo les cueste el dinero menos posible y en obtener el máximo beneficio".

Olivencia cree que el dinero que las comunidades autónomas inviertan en estar presentes en la Exposición Universal de Sevilla no será un gasto suntuario, y que la presencia en la muestra sevillana "es una buena inversión. Más cara es una campaña de imagen que la presencia en la Expo 92, que tendrá unas consecuencias de concreción exactas y puntuales, de las que se podrán sacar muchas cosas".

Por su parte, el comisario de la sección española, Ángel Luis Gonzalo, ha convocado a una reunión a los representantes de las 17 comunidades autónomas para el próximo martes, 9 de enero, en la isla canaria de Gomera, en la que se tratará de las posibles ayudas financieras a las autonomías. Algunas de éstas han solicitado en reuniones anteriores que el Gobierno central subvencione el coste global de su participación, posibilidad que, según Gonzalo, está descartada.

El ministro de Relaciones con las Cortes, Virgilio Zapatero, informó en su día que el Gobierno central estaría dispuesto a correr con los gastos de los servicios comunes de los pabellones autonómicos, pero que no habría transferencias de capital para costear la participación.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 03 de enero de 1990.

Lo más visto en...

Top 50