Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Alcaldes de la zona de Garoña solicitan el cierre de la central

Los alcaldes de la zona circundante a la central nuclear de Santa María de Garoña (Burgos) decidieron ayer solicitar el cierre de la central después de las últimas incidencias producidas. A la reunión, que se celebró en la localidad burgalesa de Quintana Martín galíndez, asistieron alcaldes y representantes del Valle de Frías, Oña, Sanzadomil, Merindad de Cuesta Urría, Los Alavedes de Valdegovia y Lantaron, junto con los del Valle de Tobalina, donde radica la central.

Los representantes municipales acordaron "por unanimidad" solicitar el cierre de la central, "mientras no se demuestra que Garoña es segura y no se resuelvan el problema de los residuos tanto de alta como de baja radiactividad, así como que las carencias de infraestructura actualmente existentes no sean debidamente cubiertas".

La central fue parada el jueves a causa de una rotura en la tubería de succión de la bomba de agua de alimentación, que provocó el disparo automático del reactor. El sábado fue nuevamente conectada.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 11 de diciembre de 1989