Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Juan Morano, elegido de nuevo alcalde de León

El diputado popular Juan Mora no fue elegido ayer nuevo alcalde de León en sustitución del recientemente dimitido Luis Diego Polo, también del PP, que cesó hace diez días en una crisis pro vocada por el grupo de conceja les independientes o moranistas. Juan Morano es el tercer alcalde del PP que accede al sillón municipal desde las elecciones de junio de 1987, aunque entonces se presentaba como candidato in dependiente.Morano, que anteriormente había ocupado el sillón municipal durante ocho años, primero con la UCD y luego con AP y como independiente, ha vuelto a ascender vertiginosamente en el PP leonés, hasta el extremo de encabezar la candidatura conservadora al Congreso durante las pasadas elecciones y figurar como secretario provincial.

Su retorno a la alcaldía es considerado por sus partidarios como una victoria clave sobre la vieja guardia del PP de León. Los detractores de Morano, a su vez, recuerdan sus continuas entradas y salidas de las filas conservadoras, apoyándose en una ambigua ideología leonesista. El nombramiento de Morano ha sido criticado por la oposición, que pronostica una nueva etapa de crisis municipales.

El nombramiento del nuevo alcalde fue saludado ayer por sus partidarios, que abarrotaban el salón de plenos, con ovaciones, aplausos y confetti. A partir de ahora, deberá gobernar el ayuntamiento con tres concejales del PP, incluido él mismo, y 11 independientes, miembros de su antigua candidatura, frente a los nueve del PSOE, tres del CDS y un último edil del Grupo Mixto, en una apretada mayoría de 14 votosa 13.

La última legislatura ha sido la más azarosa que se recuerda en el ayuntamiento leonés, desde que en 1987 un llamado "pacto cívico" entre populares socialistas y centristas, se impuso a la lista de Morano -la más votada- para expulsarle de la alcaldía. El polémico bloque de partidos fue roto un año después por José María Aznar, que obligó a los concejales del Partido Popular a votar al número 10 de la lista de Morano, Diego Polo, como una solución de compromiso, previa afiliación de los dos últimos al partido.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 8 de diciembre de 1989