Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ELECCIONES AL PARLAMENTO EUROPEO

Laxe plantea por primera vez que el PSOE aspira en Galicia a la mayoría absoluta

Santiago de Compostela

El candidato del PSOE a la presidencia de la Xunta de Galicia, Fernando González Laxe, expresó ayer durante el primer día de campaña electoral su intención de alcanzar la mayoría absoluta en las elecciones autonómicas gallegas del próximo 17 de diciembre. Los socialistas aprovecharon el inicio de la campaña para arreciar en sus ataques contra Fraga, al que intentan presentar como una figura del pasado, destacando sus vinculaciones con el régimen franquista.

González Laxe y Manuel Fraga colocaron sus primeros carteles en la ciudad de La Coruña, provincia donde los dos partidos mayoritarios volcarán sus esfuerzos durante los próximos 14 días. La Coruña es la única de las cuatro circunscripciones electorales gallegas donde las encuestas revelan un equilibrio de fuerzas entre PSOE y, PP, lo que la convierte en un lugar clave para el objetivo de Fraga de conseguir la mayoría absoluta.El PSOE, al que las encuestas colocan muy lejos de este objetivo, no quiere hablar por el momento de pactos con otras fuerzas políticas hasta después de los comicios.

Los primeros mítines se pospusieron ayer para última hora de la tarde y tan solo los candidatos de los actuales aliados del PSOE en la Xunta, Xosé Luis Barreiro, de Coalición Galega (CG) y Pablo González Mariñas, del Partido Nacionalista Galego (PNG), escogieron una ciudad, Santiago, para iniciar sus contactos con los electores, al igual que hizo el líder del Partido Socialista Galego-Esquerda Galega (PSG-EG), Camilo Nogueira.

Los gastos electorales que declaran globalmente todos los partidos superan los 700 millones de pesetas. La Xunta, por su parte, invertirá 40 millones en la campaña institucional para combatir la abstención.

Pastoral de los obispos

La tradicional inhibición de los gallegos ante las urnas preocupa también a los obispos, que en una carta pastoral han urgido a la Administración para que faciliten la emisión del voto a los ciudadanos que viven en las zonas rurales. Los obispos, además, llaman la atención sobre la conveniencia de reconsiderar el actual sistema de listas cerradas. "¿No será ya el momento de revisar puntos como la imposición de listas cerradas, la posibilidad del llamado transfuguismo político o el tráfico de influencias, por ejemplo?", señalan los obispos, para quienes estos factores contribuyen al escepticismo de los ciudadanos y al desinterés.

Por otra parte, el candidato del CDS a la Xunta de Galicia, Jesús Osorio, asegura que su partido no tiene ningún pacto con el Partido Popular para las elecciones del 17 de diciembre, aunque si el PP "queda a un escaño de la mayoría absoluta está legitimado para gobernar, al igual que lo está Felipe González". Osorio precisó que esa opinión es idéntica para el supuesto de que fuera el PSOE quien quedara en esas circunstancias, informa Anabel Díez.

Jesús Osorio, que fue presentado en Madrid por el secretario general del CDS, José Ramón Caso, consideró, no obstante, que no es factible que se dé esa circunstancia de que algún partido quede tan cerca de la mayoría absoluta, por lo que estima que la intervención de los centristas será necesaria.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 2 de diciembre de 1989