Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

MAN-Daimler Benz pagará 28.800 millones de pesetas para comprar el 80% de ENASA-Pegaso

El Consejo de Ministros decidió ayer autorizar la venta del 80% de la Empresa Nacional de Autocamiones (ENASA), filial del Instituto Nacional de Industria, a Maschinenfabrik Augsburg-Nuernberg (MAN, un 60%) y a Daimler Benz (el 20% restante), ambas de la República Federal de Alemania. Las dos sociedades pagarán un total de 28.800 millones, de pesetas por el control de la empresa pública española. El Gobierno ha autorizado también al INI a negociar la compra de un 8% del capital de MAN AG como parte de su estrategia de internacionalización. Fuentes sindicales han señalado, por otra parte, que ENASA presentará la próxima semana un expediente de regulación temporal de empleo por seis meses para la planta de Madrid.

La decisión anunciada ayer por el Gobierno pone punto final a meses de negociación, en los que han mantenido posturas contrapuestas por parte de distintos interesados.La operación finalmente aprobada. supone la toma de un 60% de ENASA por parte de MAN AG. Daimler Benz AG, uno de los gigantes de la industria de la República Federal de Alemania asociado a MAN en esta operación, controlará un 20% mientras que el Instituto Nacional de Industria conservará el restante 20% del capital de ENASA. y mantendrá a dos representantes en su consejo de administración.

MAN informó ya los extremos de su operación sobre ENASA a la Oficina Antitrust del Gobierno federal, cuya luz verde a la operación es considerada como puramente formal.

De acuerdo con los términos de la oferta, los nuevos accionistas de la empresa española pondrán en marcha un plan industrial para la compañía que supondrá la incorporación de nuevas líneas de productos, tanto de MAN como de Mercedes Benz, que representarán una carga de trabaje, suplementaria para ENASA equivalente a 2.115 personas, lo que permitirá un aumento de 520 trabajadores sobre el empleo actual.

Jordi Mercader, presidente del INI, mantuvo en la tarde de ayer una reunión con representantes de las federaciones del metal de Comisiones Obreras y de la Unión General de Trabajadores. Un representante sindical manifestaba en la tarde de ayer su valoración "negativa, en principio, en cuanto a las formas" del acuerdo de privatización de ENASA. "No podemos hacer una valoración de fondo ya que no nos han presentado el contenido concreto de la oferta, pese a que la decisión ha sido ya tomada", apuntaba la misma fuente. Los términos de la oferta serán expuestos la próxima semana a los trabajadores por los responsables de la propia empresa, sometida a lo largo de los últimos años "a un profundo proceso de reestructuración en el que se han exigido considerables esfuerzos a la plantilla", indicaba el sindicalista. El proceso de saneamiento de ENASA (que cerrará este año con unos beneficios de 1.000 millones de pesetas) ha precisado de una inyección de dinero público de casi 100.000 millones de pesetas.

Regulación temporal

Fuentes sindicales han anunciado la posibilidad de que la empresa presente un expediente de regulación de empleo que podría afectar hasta a la mitad de la plantilla de la sociedad. La empresa, que ha degradado su situación comercial como consecuencia del prolongado proceso de privatización, contaba ya con importantes índices de infrautilización de sus instalaciones, que se recuperarán gradualmente, a medida en que se concreten las inversiones de los nuevos accionistas.

En cuanto al futuro de las instalaciones industriales, el acuerdo no contempla la continuidad de la factoría de Mataró, una de las cuatro con las que cuenta la compañía.

Por otra parte, las inversiones previstas por MAN-Daimler Benz alcanzarán los 50.000 millones de pesetas, de acuerdo con los términos de la oferta aprobada ayer por el Gobierno.

El programa industrial de ambos socios contempla en mantenimiento de la identidad de ENASA y de la gama de los modelos Pegaso, así como de la red comercial y la capacidad de diseño y desarrollo de la compañía, según el comunicado hecho público ayer por el Gobierno.

Internacionalización

Paralelamente a la venta de Pegaso, el Gobierno ha autorizado al Instituto nacional de industria para que negocie la toma de una participación del 8% en el capital de MAN, sociedad con sede en Nuernberg (RFA).

La operación, sobre la que aún no se ha entrado en los detalles, supondría un paso adelante en la política de alianzas con grandes grupos europeos diseñada por el presidente del INI, Jordi Mercader, para facilitar la internacionalización del holding español.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 2 de diciembre de 1989

Más información

  • El Gobierno da luz verde a la privatización y autoriza al INI a negociar la compra de un 8% de MAN