Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El alcalde de Vitoria abandona Eusko Alkartasuna

El alcalde de Vitoria, José Ángel Cuerda, se dio ayer de baja como militante de Eusko Alkartasuna (EA), partido del que fue fundador en septiembre de 1.986, tras más de un año de conflictos con la dirección. La teniente de alcalde, María Jesús Aguirre, y tres concejales más han secundado la medida, además de la parlamentaria Merche Villacian. Cuerda ha adoptado esta decisión tras recibir una carta de la ejecutiva en la que se le imponía un portavoz municipal próximo al aparato del partido. La misiva añadía: "Esperamos que en el futuro podamos volver a trabajar estrechamente unidos".

Cuerda anunció su baja de EA en la conferencia de Prensa que suele ofrecer los viernes, al mismo tiempo que apostaba por una convergencia de fuerzas nacionalistas (EA, PNV y Euskadiko Ezkerra) que "ojalá" se pudiera materializar para las próximas autonómicas. El presidente del PNV en Álava, Félix Ormazábal, declaró a una emisora de radio que "Cuerda sería bien acogido en el PNV si así lo decidiera".Tras la salida de Cuerda del partido, los diez concejales de EA se dividen en dos grupos de cinco, en uno de los cuales estaría el alcalde como líder del nuevo equipo de independientes. Esta situación da a los socialistas el mayor número de concejales y dejaría al equipo de gobierno (EA, CDS, PNV, EE) en minoría respecto a la oposición, si los concejales fieles a EA deciden incumplir el pacto de apoyo al alcalde. El PSOE estudiaba ayer plantear una moción de censura contra Cuerda.

Según explicó José Ángel Cuerda, "EA, sin utilizar el procedimiento de la expulsión a través de los tribunales del partido, ha utilizado otro y ha expresado claramente que tanto María Jesús Aguirre como yo estorbamos dentro de EA. Es coherente que se nos diga eso, porque no estarnos plenamente identificados con el proyecto político de EA. Entendemos que dejamos de pertenecer a EA por decisión unilateral de la ejecutiva".

Cuerda no hizo campaña durante las pasadas legislativas debido a las abiertas discrepancias que mantenía con el presidente de su partido, Carlos Garaikoetxea, que le habían llevado a una situación de marginalidad dentro de la formación. Sin embargo, como primer candidato por Álava en las autonómicas de 1986, Cuerda consiguió que EA fuese la fuerza mayoritaria en esta provincia, situación que se reprodujo en junio de 1987, al conseguir la alcaldía y el mayor número de votos a la diputación. Finalmente, un acuerdo entre el PNV y el PSOE arrebató a Eusko Alkartasuna la institución foral. En las pasadas legislativas, EA, sin el apoyo del alcalde, se ha convertido en la sexta fuerza alavesa.

En la misiva que le envió el secretario general de EA, Inaxio Oliveri, se le comunicaba que por la postura política que había venido manteniendo" la ejecutiva se veía obligada a tomar decisiones inmediatas, que se concretan en aceptar la baja de Cuerda como parlamentarlo, el compromiso del grupo municipal de EA para seguir apoyándole en la gestión municipal y la designación de un portavoz coordinador del partido en el Ayuntamiento. La dirección de EA interpreta que Cuerda ha utilizado la carta como pretexto para formalizar su salida. Oliveri restó ayer importancia a la repercusión que tendrá en EA este abandono a que cree que "su apoyo en las bases se podría contar con los dedos de una mano", informa Efe.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 25 de noviembre de 1989

Más información

  • Cuerda llevaba un año enfrentado a la cúpula del partido