La Comunidad destinara 4.200 millones de pesetas a crear viviendas para jóvenes a precios asequibles

La Comisión Interdepartamental de Juventud, dependiente del Gobierno regional, ha elaborado un plan de vivienda juvenil, a desarrollar en los próximos tres años, con un presupuesto inicial de más de 4.200 millones de pesetas. En el documento se reconoce que el acceso a la vivienda constituye "uno de los más graves problemas de los jóvenes", y añade que "los fenómenos especulativos del suelo y una mejora relativa de los niveles de empleo han dado lugar a una creciente demanda social" en la región de Madrid.

La comisión creada por el Gobierno autónomo reconoce que la juventud tiene en la actualidad una demanda que "por su magnitud bien pudiera ser semejante a la que existe en relación al empleo".Según manifestó Jaime Lissavetzky, consejero de Juventud, el plan no pretende ser una panacea. "Intenta tener los pies en el suelo y sabemos que no va a resolver todos los problemas, pero sí será un elemento útil que ayude a paliarlos inicialmente".

A través de este plan de vivienda joven se pretende crear un abanico de viviendas asequibles al nivel de ingresos de los jóvenes, de forma que en ningún caso el coste mensual supere el 20% de sus ingresos, así como dar prioridad a los alquileres sobre las ventas y situar el alojamiento del joven en su medio, tanto de trabajo como de estudio. Además se pretende adecuar los módulos actuales de vivienda a las necesidades de los jóvenes. "Viviendas que puedan oscilar entre los 30 y los 60 metros cuadrados, tipo apartamento, y en las que, en algunas de las actuaciones, pueda ganarse espacio interior con el mantemiento de espacios de servicios comunes" fuera de la vivienda.

El plan prevé en conjunto 2.457 alojamientos que podrían llegar a ser, al finalizar el trieno 1990-1992, cerca de 5.000 "en función de las disponibilidades presupuestarias que tengamos", concluyó el consejero Lizzavetzky. De éstos, 760 millones corresponderán a las actuaciones ejecutadas por el Ivima, y el resto, a diferentes programas calificados de "novedosos" por Lissavetzky y cuyas líneas de trabajo deberán ser perfiladas en el desarrollo del plan.

Así pues, está previsto construir 150 apartamentos para jóvenes trabajadores de menos de 30 años, con una superficie de 30 a 45 metros cuadrados y en régimen de alquiler.

Para el desarrollo de esta actuación se recogen dos fórmulas: promoción pública del Ivima en suelo municipal, vendida posteriormente a los Ayuntamientos, que gestionarán los arrendamientos, o cesión del suelo municipal a entidades sociales, preferentemente sindicatos, que se encargarían de gestionar las viviendas. A este respecto, el consejero anunció que están manteniendo contactos con aquellos Ayuntamientos más sensibilizados en materia de juventud.

300 apartamentos

También están previstos 300 apartamentos para estudiantes en régimen de alquiler y "situados en el recinto universitario o en sus zonas más próximas". El arrendamiento iría unido al período de duración de los estudios o del curso lectivo. Pero el plan señala a continuación que sería deseable que la Universidad afrontara la promoción de la edificación (...), así como la explotación y mantenimiento posteriores, en colaboración con el Ayuntamiento correspondiente".Además se recoge un proyecto piloto de casa artesanal con capacidad para 60 plazas, en el que el edificio servirá como alojamiento individual y como taller artesanal donde ubicar maquinaria de uso compartido, sala de exposiciones y punto de venta, entre otras instalaciones.

Para aquellos jóvenes que necesiten un alojamiento esporádico en la región de Madrid se desarrollará una iniciativa denominada minihotel, que se asentará principalmente en el casco urbano de la capital. Estos espacios reducidos "no han de ser necesariamente de nueva planta; antes bien, se pueden emplazar en edificios singulares u otros del casco histórico, previa rehabilitación".

Casas compartidas

La autoconstrucción mediante fórmulas tales como casas de oficio, viviendas compartidas, cooperativas de viviendas juveniles e iniciativas específicas de los Ayuntamientos completan el abanico de actuaciones previstas en este plan, que en los dos últimos días fue discutido por las entidades juveniles que asisten a unas jornadas sobre vivienda juvenil que se celebraron en Leganés y que fueron clausuradas por el presidente regional, Joaquín Leguina.La Comisión Interdepartamental de Juventud está integrada por las Consejerías de Educación y Juventud y de Política Territorial, y del Consejo de la Juventud de la Comunidad de Madrid, entre otras instituciones.

Este plan es la respuesta a la resolución adoptada en octubre de 1988 por la Asamblea de Madrid, en la que se instaba al Ejecutivo a realizar un plan de viviendas para jóvenes.

[El arquitecto de la Empresa Municipal de la Vivienda (EMV) Serafin Sardina manifestó en las jornadas que se han desarrollado recientemente en Leganés que "en los próximos años no habrá más viviendas de promoción pública en Madrid que las contempladas en el Plan 18.000", según informa la agencia Efe.]

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 19 de noviembre de 1989.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50