Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Atascos de hasta 15 kilómetros por la lluvia y Ias obras

La intensa lluvia caída ayer sobre Madrid, por segundo día consecutivo, y las obras que se ejecutan en puntos de gran afluencia de vehículos volvieron a convertir el día de ayer en otra jornada infernal para el tráfico. En las carreteras de entrada a la ciudad hubo retenciones de basta 15 kilómetros, mientras la M-30 estuvo atascada en sentido sur desde la salida de Costa Rica hasta la de Embajadores.

En las vías de acceso a la ciudad se alcanzó un índice de saturación del 95%, casi al límite del colapso total. En las carreteras de entrada, especialmente en las autovías de Barcelona, Extremadura y La Coruña, las retenciones alcanzaron hasta 15 kilómetros de longitud.Pasadas las diez de la mañana y con más de 90 minutos de retraso sobre lo habitual, la hora punta se trasladó al área interior del arco descrito por la M-30. Los taxistas desaconsejaban a los viajeros atravesar el paseo de la Castellana.

Las obras de construcción del paso subterráneo de la plaza de Cristo Rey, que han obligado a cortar cinco carriles de la calle de Cea Bermúdez, provocaron fuertes retenciones.

Sobre las 17.30 se produjo un accidente en la M-30, cerca de la salida hacia la calle de Embajadores, que hizo que las colas de vehículos llegaran hasta la incorporación a Costa Rica, a varios kilómetros del lugar del accidente. El atasco se disolvió hacia las 20 horas.

Por otro lado, las lluvias caídas en varios pueblos de la Comunidad provocaron algunas inundaciones, especialmente en los polígonos Industriales de Fuenlabrada, donde el agua alcanzó una altura de hasta 50 centímetros. En Getafe los semáforos seguían sin funcionar ayer desde el martes a causa de un corte del fluido eléctrico, informa Mirian de las Heras.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 16 de noviembre de 1989

Más información

  • Inundaciones y cortes de fluido eléctrico en algunos pueblos de la Comunidad de Madrid