Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El presidente de la Asamblea cántabra, condenado a seis años de inhabilitación

El presidente de la Asamblea regional de Cantabria Eduardo Obregón Barreda, ha sido condenado a seis años y un día de inhabilitación especial para el desempeño de cargos públicos, según una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Cantabria que fue leída anoche por su presidente, Claudio Movilla. Tras conocer la sentencia, Obregón mostró su decisión de no recurrirla y de dimitir en su cargo. El presidente de la Asamblea considera que recurrir el fallo supondría, de alguna manera, aceptarlo, aunque fuese parcialmente.Después de conocer la sentencia, Obregón se reunió con la permanente de su partido -el Partido Regionalista de Cantabria- y el grupo parlamentario, cuyos miembros le han invitado a una rellexión sobre lo ocurrido, haciéndole ver que debe recurrir la sentencia ante el Supremo.

El julcio oral ayer sentenciado se celebró el pasado día 6 a raíz de una querella interpuesta contra Barreda por el diputado popular José Luis Vallines por un supuesto delito de prevaricación (dictar a sabiendas resolución injusta) y otro contra el ejercicio de los derechos de la persona. Obregón retiró en julio de 1988 el acta de diputado a Vallines, que había sido condenado anteriormente por la Audiencia Provincial de Huesca por un delito contra la libertad y seguridad en el trabajo a un mes y un día de arresto y a suspensión de cargo público.

El diputado recurrió entonces en amparo ante el Tribunal Constitucional sin que éste se haya pronunciado al respecto todavía. Sin embargo, varios días después de ser desposeído Vallines de su acta de diputado, el alto tríbunal suspendió cautelarmente la decisión de Obregón.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 14 de noviembre de 1989