Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Partido Socialista francés prepara una ley de integración de los inmigrantes

El Comité Ejecutivo del Partido Socialista (PS) francés decidió el miércoles por la noche preparar "un gran proyecto de ley sobre la integración" de los inmigrantes, después de que una iniciativa similar fuera adoptada un día antes por la oposición de centro-derecha. Ambas decisiones responden al problema de fondo que esconde la guerra del velo y que no es otro que la integración de los inmigrantes.Aunque persisten todavía algunos coletazos, la polémica del chador se desplaza cada vez más hacia un debate sobre la inmigración. Los socialistas han creado una comisión -compuesta por 10 parlamentarios, 10 miembros de la dirección del partido y expertos- encargada de preparar el proyecto de ley que será transmitido al Parlamento y al Gobierno. "No se trata de elaborar leyes de excepción para los Inmigrantes, sino de intensificar en su favor un cierto número de medidas sociales", ha declarado el primer secretario del PS, Pierre Mauroy, que será el presidente de la comisión. Entre estas medidas figurarán facilidades de acceso a las viviendas sociales, aspecto destacado por el primer ministro, Michel Rocard, como crucial en una política de integración.

Los socialistas pretenden al mismo tiempo llenar el actual vacío jurídico ante la posibilidad de que el Consejo de Estado se declare incompetente en la guerra del velo y en la aplicación de los principios de la escuela laica a situaciones no previstas en la normativa vigente.

El acuerdo de la oposición de centro-derecha en este tema -el primero que se produce en una proposición concreta desde 1986- aborda el problema desde otro enfoque, en el que priman los problemas del aumento de la inmigración, se retorna la reforma del código de la nacionalidad y sólo después se menciona que la futura proposición de ley debe abarcar también la "integración de los extranjeros". El intergrupo parlamentarlo del RPR (neogaullistas), la UDF (giscardianos) y la UDC (centristas), reunido el martes, decidió crear, como los socialistas, un grupo de trabajo de 15 personas para preparar la proposisición de ley. Jacques Chirac, presidente del RPR, que no había intervenido en la guerra del velo, afirmó que "una política de inmigración conlleva al menos tres aspectos: el control de la inmigración, la refundición del código de la nacionalidad y un esfuerzo de integración de los extranjeros en situación irregular". La prioridad debe otorgarse, según Chirac, a reformar los procedimientos para obtener el asilo político y de la Oficina. Francesa de Protección de los Refugiados y Apátridas (OFPRA).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 10 de noviembre de 1989