Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP hará "crítica constructiva" del funcionamiento del sistema electoral

El Partido Popular iniciará su labor de oposición en el Congreso de los Diputados con una "crítica constructiva" al Gobierno por las deficiencias de funcionamiento del sistema electoral y el desarrollo del escrutinio realizado por el Ministerio del Interior en la noche del 29 de octubre. El grupo parlamentario Popular aprobó ayer el nombramiento de Rodrigo Rato como portavoz en el Congreso, a propuesta de José María Aznar, que fue elegido presidente de los diputados populares. Éste inaugurará su liderazgo parlamentario del primer partido de la oposición en el debate de investidura de Felipe González como presidente del Gobierno.El nuevo portavoz del PP en el Congreso -en la pasada legislatura desempeñó este puesto Juan Ramón Calero- adelantó ayer que el Partido Popular "no pretende hacer de las anomalías en el fancionamiento del sistema electoral una arma arrojadiza contra el Gobierno; está suficientemente claro que el responsable de eso es el Gobierno, ya que de él dependen el Instituto Nacional de Estadística, el Ministerio del Interior, etcétera. Ahora de lo que se trata es de evitar que vuelva a ocurrir que en una mesa electoral hay tres censos oficiales distintos, por ejemplo".

En el curso de los próximos quince días el Partido Popular elaborará un informe con todas las irregularidades que ha detectado en las recientes elecciones legislativas para proponer reformas concretas de la Ley Electoral. El PP aludirá a que en Ceuta han sido utilizados censos electorales en los que no figuraba el documento nacional de identidad de los votantes.

La empresa de informática que llevó a cabo el seguimiento del escrutinio en la noche del pasado día 29, con los datos facilitados por el Ministerio del Interior y los interventores y apoderados del PP, re(Jactó al término de su labor una "nota" con las anomalías que detectó en la información suministrada por el Gobierno. En concreto, constatan que "desde la 1.24 a las 2.58 [de la inadrugada del lunes día 30 de octubre] entran en el ordenador 4.857 mesas (el 9,6% del total nacional). El voto válido, agregan, "se incrementa en 2.532.000, a lo cual apostillan: "Estadísticamente es un milagro que este incremento esté redondeado a las unidades de millar".

Asimismo, advierten que en "los votos válidos de última hora [entre las 2.58 y las 3.30 del lunes] el porcentaje de voto al PSOE es del 53% y al PP del 9%, frente a una media anterior del 39,55% y el 25,84%, respectivamente". El informe aporta como conclusiones que "durante al menos 34 minutos [entre las 0.50 y la 1.24 horas del lunes] el proceso (le recuento del Ministerio del Interior estuvo parado sin introducción de ninguna mesa.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 7 de noviembre de 1989