Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

César Montenegro, socio de Inmobiliaria Teseo, acusado de evadir 35 millones

J. Y. / C. S. Julio César Montenegro Cavengt, socio y alto ejecutivo de Inmobiliaria Tesco, está implicado en una evasión de capitales por importe de 35 millones de pesetas. El sumarlo, en el que se encuentran encausadas otras siete personas, ha sido elevado a la sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, cuyos jueces deberán dictar sentencia. Montenegro está en situación de libertad provisional gracias a una fianza pagada mediante aval del Barclays Bank, SAE, cuyo director general para España, Carlos Martínez Campos, es cuñado del encausado.

El fiscal ha solicitado para el ejecutivo de Tesco una pena de dos meses de arresto mayor y multa de 17 millones de pesetas. El proceso contra Montenegro se inició a finales de febrero de este año, a raíz de una investigación realizada por la brigada de Delitos Monetarios dependiente del Banco de España.

. Según el escrito de acusación presentado por el fiscal, los encausados Rafael López Rubio, analista de inversiones, y el portugués Pedro Menano CasteloBranco, asesor financiero y representante del Banco del Espíritu Santo de Miami, recibieron de Julio César Montenegro un cheque cruzado de la Caja Postal de Ahorros compensado con otro del Banco, de España, número 1446272, por un valor de 35.222.000 pesetas.

Repatriar el dinero

El cheque fue ingresado en la cuenta corriente número 3296604 del Banco de Crédito de Inversiones de Porriño (Pontevedra) y que posteriormente fue sacado de España e ingresado en la Unión de Bancos Suizos de Ginebra (Suiza).

El importe evadido fue repatriado por Montenegro a territorio español en marzo de 1987. Precisamente esa circunstancia de la repatriación del dinero ha sido valorada como atenuante por el fiscal para rebajar la petición de pena correspondiente al industrial de Teseo.

El montante total de la operación clandestina de evasión de capitales descubierta en torno al ciudadano portugués se eleva a un total de más de 118 millones de pesetas.

El fiscal solicita para Menano y López Rubio penas de siete años de prisión para cada uno, y multas de 120 y 52 millones de pesetas, respectivamente, como autores de sendos delitos monetarios.

Otros implicados en el caso son Enrique María Pereira y su esposa María Fernanda de Sa Moreira, para los que el fiscal pide siete años de cárcel y 60 millones de pesetas de multa; Benito de Lucas, para el que se solicitan dos años de prisión y 32 millones de multa, y Esperanza Sagües, para la que el fiscal reclama tres meses de arresto y ocho millones de pesetas de sanción.

Teseo saltó a la luz pública como inmobiliaria tras adquirir en octubre de 1986 el palacio de Linares, de Madrid, en unos 1.500 millones de pesetas, para venderlo un año después al Ayuntamiento de Madrid por unos 2.500 millones de pesetas en solares edificables en AZCA.

Simultáneamente a esta operación, el empresario del sector de alimentación Emiliano Revilla, que había vendido su empresa a la multinacional anglo-holandesa Unilever por 8.854 millones de pesetas, tomó una participación del 33% en Teseo.

El capital de la inmobiliaria quedó entonces dividido a partes iguales entre Revilla, César Puchi Montenegro y el arquitecto Fernando Moreno Barberá.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 24 de octubre de 1989