Dan Rather, la estrella de la CBS, acusado de falsear un reportaje sobre la guerrilla afgana

Dan Rather, la estrella televisiva de la Columbia Broadcasting System (CBS) y el más popular de los anchormen norteamericanos, ha sido acusado por el diario sensacionalista The New York Post de haber falseado en 1984 un reportaje sobre la guerrilla afgana al incluir imágenes recreadas y falsas.

La CBS ha rechazado las acusaciones publicadas por el Post, cuyo editor, Jerry Nachman, ha explicado que "ningún periódico se atrevería a publicar en primera página una historia a cinco columnas si no estuviera seguro de lo que dice".Este periódico asegura que Rather falseó sus excepcionales reportajes en Afganistán durante 1984 para el programa de la CB S 60 minutes y cuya labor le permitió conseguir el Premio Dupont de la Escuela de Periodismo de la universidad de Columbia.

"Hola, soy Dan Rather, un periodista norteamericano que ha cruzado ilegalmente la frontera de Afganistán para explicarles sobre el terreno la lucha entre la guerrilla y las tropas invasoras". Esta frase, con la que inició su primer reportaje, ha pasado a los anales del periodismo televisivo.

Cinco años después se le acusa de haber permitido a su operador en aquella aventura periodística, Mike Hoover, montar deliberadamente falsas escenas de intercambios de disparos entre guerrilleros afganos y tropas soviéticas. La polémica llega cuando el mundo periodístico está planteándose hasta qué punto es lícito montar secuencias televisivas y fotografías falsas para ilustrar informaciones de máxima actualidad. Al parecer, el Post consiguió la información a través del cámara de Rather en Afganistán. La CBS, que ha reconocido haberse puesto en contacto con Hoover, que se halla trabajando en Nueva Zelanda, no ha hecho comentarios sobre esa conversación.

Mayores efectos

The Wall Street Journal tuvo acceso también a la información que ha lanzado el Post, pero declinó la posibilidad de imprimírla. Uno de los responsables informativos de The Wall Street Journal ha explicado que esta polémica tiene dos vertientes: "Una cosa es si se trata de un montaje de un cámara para conseguir un mayor efecto en el resultado de su reportaje, y otra si Rather ordenó el montaje para conseguir un mayor efecto político en su trabajo".Dan Rather, que cuando era un don nadie se atrevió a anunciar en directo la muerte del presidente John Kennedy en Dallas, mucho antes de que la Casa Blanca supiera el alcance del atentado, ha declinado comentar estas acusaciones. Hombre polémico pero admirado, entró en la leyenda tras sus enfrentamientos a cámara abierta con Nixon y con George Bush.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0004, 04 de octubre de 1989.

Lo más visto en...

Top 50