Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mapfre queda fuera en la privatización de Aliança Seguradora

La venta en la Bolsa de Oporto de las acciones correspondientes al 49% del capital de la Aliança Seguradora ha sido, en opinión del ministro de Finanzas, Miguel Cadilhe, "un éxito total". Ha quedado fuera, sin embargo, el grupo Mapfre, que había anunciado su interés en participar en la privatización de las compañías portuguesas.

La salida a bolsa de Aliança es la primera privatización de una compañía de seguros estatal portuguesa y la tercera operación del ciclo de privatizaciones iniciado por el Gobierno de Lisboa.

El Estado portugués ha recaudado más de 7.000 millones de escudos (unos 5.520 millones de pesetas) con la venta de las 470.000 acciones de la compañía y de otro millón de títulos correspondiendo a una ampliación de 3.000 millones de escudos (2.250 millones de pesetas). En esta operación, la demanda fue muy superior a la oferta, con lo cual, en opinión de los técnicos, está asegurado de antemano el buen resultado de las próximas privatizaciones, como las de de la fábrica de cementos Cimpor, el Banco Portugués del Atlántico (BPA) y la cervecera Centralcer.

La sesión extraordinaria de la Bolsa de Oporto duró poco más de 20 minutos y únicamente no se agotaron las 441.000 acciones ofrecidas a los trabajadores de la empresa al precio de favor de 2.800 escudos. Pequeños suscriptores, particulares, fondos de inversión y grupos nacionales y extranjeros se repartieron los títulos disponibles.

Los franceses de la UAP parecen haber conseguido su objetivo, adquirir una posición fuerte en la Aliança Aseguradora para elegir un representante en el próximo consejo de administración y colocarse en primera línea para la futura privatización total, al aproximarse al techo del 10% autorizado a inversores extranjeros.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 4 de octubre de 1989