Un paquete bomba, mata a un cartero en Rentería

José Antonio Cardosa González, un cartero de 22 años con contrato eventual y un sueldo de 65.000 pesetas mensuales, murió ayer al estallarle una carta bomba que trataba de introducir en uno de los buzones del número 23 de la calle de Juan de Olazábal, en Rentería (Guipúzcoa). La explosión, registrada a las 14.25, abrió un boquete encima del buzón del militante de Herri Batasuna lldefonso Salazar Uriarte, que ha sido detenido en cinco ocasisiones y que tiempo atrás cumplió un año de prisión por colaboración con ETA. Una vecina que estaba limpiando el portal resultó herida leve por la onda expansiva. La proximidad entre el boquete de la bomba y el buzón de Ildefonso Salazar llevó ayer a HB a asegurar que el artefacto iba destinado a su militante.

De ser así, la carta bomba de ayer sería una acción de réplica al envío de paquetes y cartas bombas iniciado por ETA Militar tras el fracaso de las conversaciones de Argel. Uno de estos artefactos matóel pasado mes de agosto en Granada a la madre de un funcionario de prisiones destinado en la cárcel de Salto M Negro, en Las Palmas.Ildefonso Salazar, de 46 años, presentó hace varios años una denuncia por torturas contra un teniente de la Guardia Civil, quien fue condenado por la Audiencia Provincial de San Sebastián en una sentencia ratificada, posteriormente, por el Tribunal Supremo. Salazar aseguró ayer que en los últirnos tiempos había recibido numerosas amenazas telefónicas.

Se ignora la composición del explosivo, dato que, aunque no necesariamente, puede dar una pista sobre la naturaleza de los autores de, la acción., Durante una conferencia de prensa celebrada en la tarde de ayer, los dirigentes de HB Tasio Erkizia e Iñaki Esnaola, no dudaron en atribuir el atentado a los aparatos del Estado y llegaron a señalar que está inspirado en las declaraciones en las que Felipe González apuntó la posibilidad de adoptar nuevas acciones contra ETA.

Erkizia agregó que el presidente del Gobierno vasco, José Antonio Ardanza, "ha dado el banderazo de salida" para esta nueva campaña, "de terrorismo de Estado" con sus "declaraciones en las que identica HB y ETA". Iñaki Esnaola indicó: "El gobernador civil de Guipúzcoa, José Ramón Gofli Tirapu, sabe de este atentado mucho más que yo". Esnaola aseguró que se interpondrá una denuncia para averiguar los hechos y negó que ETA sea la culpable de la carta bomba.

A la pregunta de si HB asume la exigencia, planteada recientemente a ETA por los trabajadores de Correos, de que deje de utilizarse el sistema de carta o paquete bomba, Erkizia se limitó

• señalar que "HB no va a entrar

• analizar técnicas de lucha armada". El joven cartero, que según HB era un luchador de la izquierda abertzale, -título que en esta ocasión evitaron asimilar como militante de la coalición independentista-,, tenía un contrato laboral de 3 meses, que le fue ampliado recientemente por 30 días más.

La noticia de la muerte de José Antonio Cardosa, suscitó nuevamente la indignación de los trabajadores de Correos de San Sebastián que en repetidas ocasiones han advertido del peligro que supone para ellos este método terrorista. Carteles con el mensaje "Por la integridad fisicade los trabajadores. !No a las bombas!", permanecían en la tarde de ayer colocados en las instalaciones de (Correos.

El gobernador civil de Guipúzcoa expedientó recientemente a dos delegados del sindicato LAB, entre ellos a su propio hermano, por haber colocado en la central donostiarra de Correos un comunicado de respuesta a una nota publicada por el resto de las centrales, en la que lejos de condenar el empleo de los paquetes bomba, responsabilizaba al Gobierno de las muertes que pudieran producirse.

El joven cartero recogió la carta bomba, al parecer no certificada, en la misma Rentería, y según Ildefonso Salazar conocía perfectamente cuál era su buzón.

Goñi Tirapu declaró que así como la víspera había sido un día de alegría, por el descubrimiento de un zulo en San Sebastián y la detención de nuevos supuestos colaboradores de ETA, ayer era un día de rabia contenida. Una tía de la víctima, el único miembro de la familia que hizo declaraciones, indicó ayer tarde que José Antonio Cardosa estaba muy contento porque por fin había conseguido un trabajo. Los fenerales se celebrarán hoy, a las siete de la tarde, en la parroquia de Nuestra Señora de Fátima, de Rentería.

El pasado 12 de septiembre un pescadero de Bilbao, Luis Reina Mesonero, al que no se le conocía ninguna militancia política, murió al estallarle en la cara una carta bomba. Otro artefacto similar dirigido hace meses a un policía amputó las manos a un profesor en Guipúzcoa.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 20 de septiembre de 1989.

Lo más visto en...

Top 50