Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Gorbachov da la voz de alarma ante la grave situación en la URSS

"La situación en la URSS se complica y no mejora", declaró anoche el líder soviético, Mijail Gorbacbov, en una inesperada intervención televisada, la primera que realiza tras su reciente regreso de vacaciones, en La que anunció medidas económicas excepcionales e "impopulares". Gorbachov denunció también que los sectores conservadores tratan de desacreditar el proceso reformista y propagan rumores sobre la posibilidad de un golpe de Estado o una guerra civil.

La alarma de Gorbachov está provocada fundamentalmente por el incremento de la agitación nacionalista en varias repúblicas de la URSS y la caótica situación de des abastecimiento de algunos productos básicos. Gorbachov añadió que para superar esta situación iba a ser necesario "recurrir a medidas impopulares".Con gesto serio y leyendo sobre varias notas, e¡ presidente soviético dijo que se había creado "un complicado nudo" debido a una conjunción de problemas, como el desabastecimiento, los a una conjunción de problemas, como el desabastecimiento, los conflictos étnicos, la aparición de tendencias conservadoras e izquierdistas y de fuerzas contrarias a la perestroika.

"Hay críticas tanto de la derecha como de la izquierda, algunas de ellas abiertamente antisocialistas. Se levantan voces para hablar de caos, de golpe de Esta do, es decir, de guerra civil, que intentan extender la inquietud. Es muy difícil no creer que hay alguien interesado en ello", añadió Gorbachov en su mensaje al país.

El pasado 1 de julio, el máximo dirigente soviético, también en una intervención televisiva, advirtió al país que los conflictos URSS constituían una amenaza para la reforma. política y económica y para la unidad del Estado.

Por otro lado, el representante del sector conservador del partido comunista soviético, Egor Ligachov, ha dicho que los problemas nacionalistas están amenazando la existencia misma de la URSS. Radio Moscú, al in formar del discurso de Ligachov en Frunze (capital de la República de Kirguizia, en el Asia central), señaló que dichos problemas constituyen "una amenaza de desintegración de la Unión Soviética".

Página 7

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 10 de septiembre de 1989

Más información

  • El líder soviético advierte contra los desestabilizadores