Las gestoras critican el "traslado masivo de presos políticos"

Las gestoras pro Amnistía criticaron ayer en un comunicado público el "traslado masivo de presos políticos vascos, dentro de la política de dispersión". Los etarras trasladados a otras prisiones desde la cárcel de Herrera de la Mancha (Ciudad Real) a partir del pasado día 17 son 43, según la información de las Gestoras. Fuentes penitenciarias aumentan este número a cerca de 50 desde el lunes día 14. A lo largo de la tarde de ayer estaban previstos nuevos traslados a las prisiones de Palma de Mallorca, Ibiza, Melilla y Ocaña (Toledo).Los 43 etarras trasladados desde Herrera han sido enviados a 24 centros penitenci arios, repartidos por todo el territorio español. La relación de cárceles y etarras enviados es la siguiente, según las Gestoras: Salamanca (uno), Gijón (dos), Lugo (dos), Alicante (dos), Murcia (uno), Castellón (tres), Pontevedra (uno), Alcázar de San Juan (uno), Vigo (uno), La Coruña (uno), León (uno), Oviedo (dos), Cartagena (dos), Valencia (uno), Sevilla 1 (uno), Sevilla 2 (uno), Almería (dos), Cáceres (uno), Córdoba (cuatro), El Puerto de Santa María 2 (dos), Algeciras (dos), Ceuta (uno), Jerez de la Frontera (uno), Granada (uno). Las Gestoras dan los nombres de otros seis presos, aunque desconocen por el momento la prisión donde han sido enviados.

Fuentes de la Dirección General de Instituciones Penitenciarlas señalaron que la política de dispersión proseguirá y anunciaron nuevos traslados para los próximos días. En las prisiones de Palma e Ibiza se esraba ayer a la espera de recibir a cinco presos de ETA.

Por su parte, los funcionanios de la mayoritaria Confederación Sindical Independiente de Funcionarios (CSIF) de la cárcel de Melilla celebraron ayer una asamblea en la que rechazaron, el previsto envío a la prisión de esta ciudad de un etarra. Estos funcionarlos consideran que la antigüedad de la prisión -construida en el siglo XVIII- y la proximidad de la frontera con Marruecos hacen de ese penal uno de los lugares menos idóneos para albergar presos de ETA. También en la cárcel de Ocaña se estaba a la espera de recibir un número indeterminado de reclusos etarras procedentes igualmente de Herrera.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 24 de agosto de 1989.

Lo más visto en...

Top 50