El presunto colaborador de ETA herido en Vitoria declara en el hospital

Teodoro Julián Mariscal, presunto colaborador, del comando Araba de ETA, prestó declaración el miércoles por la noche ante el juez delegado por la Audiencia Nacional, en la habitación del hospital en el que sigue internado. Mariscal resultó herido por cuatro impactos de bala durante un tiroteo registrado el pasado lunes entre efectivos de la Guardia Civil y el etarra Manuel Urionabarrenechea Betanzos, Manu, en Vitoria.El presunto colaborador de ETA estaba incomunicado y custodiado por la Guardia Civil. Mariscal será trasladado a Madrid una vez recuperado de sus heridas, de las que fue operado poco después del tiroteo en el hospital de Santiago Apóstol. El herido evoluciona favorablemente. El hospital no hará públicos más partes médicos, por mandato de la Guardia Civil.

Al parecer, Mariscal, que colaboraba con el comando Araba desde hace casi dos años, se encontró con Manu en una cafetería de la plaza de Lovaina, en Vitoria, de la que salieron juntos. El coche del primero, un Seat Fura que la Guardia Civil examinó la noche del enfrentamiento por si tenía explosivos, se encontraba en una calle próxima.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 24 de agosto de 1989.

Lo más visto en...

Top 50