Tribuna:Tribuna
i

La bolsa tendrá su agosto

El índice del mercado madrileño ha marcado un nuevo máximo anual al superar el nivel anterior en 2,30 puntos mediada la sesión. La coincidencia de esta subida con el anuncio de la celebración de elecciones anticipadas para finales de octubre ha obligado a los habituales a buscar algún tipo de relación entre los dos datos, aunque tiene más posibilidades la explicación que se refiere a la situación del propio mercado. La total falta de papel en los corros, que impidió un recorte de los precios ante la publicación de noticias tan malas como un IPC mensual del 1,6%, es la causa fundamental de este tirón del mercado, unida a la vuelta al parqué de una parte del dinero especulativo que abandonó las bolsas durante el mes de julio.El volumen negociado no responde en absoluto a la fuerza de la subida, por lo que hay que buscar otra parte de la explicación en el voluntarismo de algunos operadores y en los nervios de los inversores que querían entrar en el mercado a cualquier precio. Los primeros corros apenas dejaron entrever las posibilidades del mercado, ya que eléctricas y automóviles casi no variaron sus cotizaciones. Tuvieron que ser los valores del sector de construcción los encargados de caldear el ambiente ante unos compradores inquietos y un papel escaso, con lo que las subidas llegaron a ser hasta del 18%, algo que los asistentes casi habían olvidado. Las posiciones al cierre a mostraban algunas dudas, debidas sobre todo a la cuantía de los avances y a la inminencia del cierre semanal.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 24 de agosto de 1989.