Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Técnicos del CERN detectan partículas subatómicas en el superacelerador

El acelerador LEP (Large Electron Positron) del Laboratorio Europeo de Física de Partículas (CERN), situado en Ginebra (Suiza), detectó el pasado domingo por la noche partículas elementales del tipo z-cero durante su período de pruebas. La detección de estas partículas, que son tin vector de la interacción débil entre los elementos que constituyen la materia, se produjo media hora después de que se hicieran colisionar los primeros haces de electrones.

En el espacio de dos horas, en el detector polivalente Opal se observó la presencia de cinco partículas z-cero. Esta partícula subatómica fue descubierta en 1982 por el profesor Carlo Rubbia, actual director del CERN, hecho que le valió el Premio Nobel de Física. En el detector L3, uno de los cuatro de que consta el LEP, se han detectado dos partículas z-cero.

Al mediodía de ayer se detectaron dos nuevas partículas z- cero en el detector Aleph, según informó a EL PAÍS el investigador español Enrique Fernández, que forma parte de un grupo de ciertíficos de la universidad Autónoma de Barcelona que trabaja en el CERN.

Las pruebas de este acelerador de 27 kilómetros de circunferencia, el más grande del mundo, comenzaron el pasado 14 de julio, fecha en que se inyectaron los primeros haces de electrones, pero sin hacerlos colisionar. Estas pruebas continuarán hasta el próximo jueves. El LEP estará paralizado durante tres o cuatro semanas y después se iniclará el estudio de las partículas z-cero y de sus propiedades. El mayor interés se centra en conocer su masa, su anchura y los productos derivados de su desintegración.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 15 de agosto de 1989