Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Contra el negocio de la droga

B. DE LA C.Manuela Carmena está claramente a favor de la legalización de la droga. "Es lo único que falta por probar", dice, "ya que las medidas represivas, las únicas realizadas, han sido absolutamente ineficaces porque cada vez hay más droga". "Además, si lo que fomenta la droga", explica, "es el gran negocio, la manera más eficaz de luchar contra ella es que deje de serlo".

Carmena cree que "unas medidas en el marco europeo serían de gran eficacia", pero recuerda que también han sido positivas medidas más localizadas, 11 como la legalización del hachís en Holanda o en algunos Estados de EE UU".

Carmena ha comprobado el papel importante de la droga en la cárcel, "pero dado su carácter de prohibida e ¡legal es dificil cuantificaria", afirma. "Sé que algunos internos utilizan bolígrafos como jeringuillas y que quienes las tienen las alquilan a precios elevadísimos, con lo que se propaga el SIDA". A los internos enfermos terminales de SIDA, la juez Carmena los manda a casa. "Un enfermo incurable no puede estar en la cárcel. Lo dice la ley".En la prisión de Carabanchel, una parte "importantísima de internos son extranjeros, muchos latinoamericanos y gran número colombianos. Estos últimos", dice, "no tienen mentalidad alguna de delincuentes. Se acoplan extraordinariamente a la cárcel. Trabajan muy bien y envían a sus familias un sueldo que sólo ellos no ven pequeño".

Los presos españoles, en su mayoría jovencísimos, son víctimas de la droga y se adaptan mal a la cárcel.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 14 de agosto de 1989