Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
RELIGIÓN

Sorpresa ante la posible supresión de la emisión espanola de Radio Vaticana

El anuncio de que Radio Vaticana, la emisora del Papa, estudia la supresión de la emisión en lengua española del famoso informativo Cuatro voces, que se transmite tres veces al día en italiano, francés, inglés y castellano, ha creado estupor incluso entre los católicos italianos. En los ambientes diplomáticos españoles ante la Santa Sede se ha negado que la embajada haya realizado una "protesta oficia", ado que el anuncio todavía no se ha confirmado. Por el momento, se ha detectado preocupación por parte del embajador español ante la Santa Sede, Jesús Ezquerra, así como entre los embajadores de los países suramericanos. Y ha habido ya contactos entre todos ellos para preparar una línea de acción en caso de que se llegase a tan grave decisión por parte de la radio del Papa.

Según han informado en Radio Vaticana, el motivo de la posible supresión del programa en lengua española es que dicha emisora tiene un déficit enorme, y, teniendo que potenciar programas nuevos, tienen que cortar de alguna parte. Sin embargo, según informaciones recogidas por EL PAÍS los posibles motivos verdaderos son dos: primero, que dicho programa Cuatro voces, sobre todo el de lengua española, es muy abierto y siendo en directo es difícil de controlar.

Información no grata

En algunos casos, la información facilitada por ese programa no ha gustado en determinados ambientes de la Iglesia más conservadora española. Por otra parte, parece ser también que el director de Radio Vaticana, el jesuita italiano padre Borgomeo, quizá queriendo hacer un favor al papa polaco, prefiere sacrificar el español para potenciar otras lenguas, como el alemán, que se escucha más en los países del Este comunista, y concretamente en Polonia. Pero en este caso no cabe duda de que se trataría de una bofetada moral no sólo a España, sino a toda América Latina, porque además dicho programa es el que ofrece cada día un panorama informativo más amplio de lo que ocurre en Suramérica, tanto en el ámbito político como eclesial.

Si se tiene en cuenta, por otro lado, que se está preparando el quinto centenario de la evangelización en aquel continente y que el Papa ha estado ya allí nueve veces y que prepara otros viajes a México, Brasil y Cuba, es explicable el enorme malhumor producido por las noticias sobre la posible desaparición de dicho programa en su versión en castellano. En medios vaticanos se estima que el papa Wojtyla, que dentro de unos días volverá a visitar España, no está enterado de tales proyectos.

De cualquier modo, la decisión final deberá tomarla una comisión mixta compuesta por responsables de Radio Vaticana y de la Santa Sede, y en ese marco la voz del Papa puede ser definitiva.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 13 de agosto de 1989