Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CLIMA POSELECTORAL

El PP y el CDS se perjudicaron por pactar

El 54% de los españoles cree que los acuerdos del centro-derecha han dañado a ambos partidos

Por primera vez desde hace 13 años, el número de españoles para quienes la situación económica nacional es positiva (el 28% de los ciudadanos) se sitúa muy por encima de los que entienden lo contrario (el 20%). Es ésta la conclusión más destacada del último barómetro realizado por Demoscopia para EL PAIS. En el terreno político, resalta el dato de que, poco después de las últimas elecciones, el 54% de los españoles cree que los pactos suscritos entre CDS y PP han perjudicado a ambos partidos. En cuanto a la valoración de dirigentes políticos, sube la de Julio Anguita y bajan las de Jordi Pujol y Adolfo Suárez, cuyo partido pierde casi la mitad de su apoyo electoral.

A pocos días de las elecciones europeas, la valoración de la coyuntura política es muy positiva si se compara con la evolución del último año y, más aún, del trimestre. Un 27% de la ciudadanía piensa que la situación política es buena y un 19% que es mala. El incremento de la opinión positiva respecto del mes de abril supone un salto relativo de casi el 70%.El estado de la opinión pública refleja los resultados de las recientes elecciones europeas y, en gran medida, constituye un efecto de las mismas. Estos comicios acabaron siendo planteados como un test de política nacional y resulta inevitable interpretar el movimiento de la opinión pública a la luz de esta idea.

El clima poselectoral en que se realizó la encuesta denota una clara conciencia sobre quiénes han sido los principales beneficiados y perjudicados por el resultado de las elecciones. Los ganadores principales: el PSOE y el Gobierno, Ruiz-Mateos y el Partido Comunista. Los perdedores: Manuel Fraga y el PP, Adolfo Suárez y el CDS y, en menor medida, UGT.

Por otra parte, es mayoritaria la opinión de que los pactos entre el CDS y el PP han perjudicado a ambos partidos; así piensa el 54% de los españoles frente a un 13% que cree que le han beneficiado. Incluso entre los votantes de estas opciones políticas es mucho más frecuente esta opinión crítica que la contraria: el 66% de los votantes del CDS y el 53% de los del PP piensan que les han perjudicado los pactos.

Ruiz-Mateos y los jueces

Finalmente, y en relación con Ruiz-Mateos, una gran mayoría del 69% opina que debe ser juzgado como cualquier otro español por los cargos que tiene pendientes ante los tribunales de justicia.

Entre los votantes del PP y CDS esta opinión es menos frecuente aunque sigue siendo mayoritaria: un 66% de los votantes del CDS y un 48% de los del PP piensa que debe ser juzgado, frente a un 24% y un 41% respectivamente que opina lo contrario.

La valoración de los líderes políticos en la escala de 0-10 registra algunos cambios significativos desde la primavera: la subida de Julio Anguita y las bajadas de Adolfo Suárez y de Jordi Pujol. Los demás dirigentes básicamente se mantienen, aunque apuntando a la baja, excepto Felipe González, que apunta al alza en la medida en que tales ligeros cambios puedan ser inicio de tendencias de futuro.

La intención expresa de voto en unas eventuales próximas elecciones como indicador básico del apoyo político entre la ciudadanía para los diverso partidos refleja el resultado de las elecciones europeas en e sentido esperado de primar a los ganadores sobre todo.

Así, el Partido Socialista Obrero Español recupera casi enteramente el nivel de apoyo que tuvo en las municipales-europeas celebradas hace dos años.

Mejora de IU

El 26% de ciudadanos que manifiesta intención de votar al PSOE está muy por encima tanto del porcentaje que pensaba votarle en abril o mayo pasados (21-22%) como del voto realmente obtenido el 15 de junio (21,5% del censo).

Izquierda Unida (IU) registra también una mejora correlativa al hecho de haber incre mentado su apoyo electoral e el 15-J, pero superior al dato

electoral mismo (obtuvo el 3,3 % del censo y dice apoyarle un 4,3% de ciudadanos). El Partido Popular (PP) mantiene el apoyo recientemente constatado en las encuestas preelectorales, curiosamente y por primera vez muy cercano al voto realmente obtenido el pasado 15 de junio.

"Voto oculto"

Es la primera vez que apenas ha funcionado el tradicional "voto oculto" de la derecha, que no sale en las encuestas preelectorales pero se "reconstruye" en los pronósticos de votación y suele ser "real" a la hora de las urnas.

En estas últimas elecciones han votado sólo los que decían que iban a votar. Ha sido una elección con una fuerte abstención. Sólo han votado los más convencidos o más fieles en sus lealtades partidarias.

Pero aun partiendo de este hecho y en términos relativos, los anteriores votantes de Alianza Popular -ahora denominado Partido Popular por primera vez han votado a su opción en menor proporción que los del Partido Socialista Obrero Español (PSOE) a la suya.

¿Qué razones han podido influir para que se haya registrado este hecho? El barómetro realizado en esta ocasión no entró monográficamente en esta cuestión, pero sin duda la cuestión de los pactos habidos entre PP y Centro Democrático y Social tiene mucho que ver así como, probablemente, el escándalo de los sobornos políticos o el contenido y articulación de la campaña electoral, entre los diferentes factores que hayan podido concurrir.

El CDS, que ha perdido casi la mitad de su apoyo electoral, ha resultado el más perjudicado por la abstención registrada, los citados pactos del centro-derecha y las incertidumbres de los electores, según todos los datos disponibles.

Hay que decir, sin embargo, que esta bajada del Centro Democrático y Social en la opinión pública venía siendo registrada desde hace bastantes meses, especialmente desde Finales del año pasado. Este extremo puede consultarse y comporbarse en la serie de los 'barómetros' publicados con anterioridad por EL PAIS.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 9 de julio de 1989