Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las policías española y turca desmantelan una importante red de traficantes de droga

Cuatro ciudadanos turcos, cuatro iraníes y una española, detenidos en Madrid; tres españoles más y un turco, arrestados en Barcelona, y otros cinco turcos, detenidos en su propio país. En su poder, 23 kilos de heroína. Éste ha sido el resultado de una operación conjunta en la que la policía española, con la colaboración de la alemana y la turca, ha desmantelado una gran red de narcotraficantes. Los detenidos en Madrid cayeron según salían de una fiesta organizada para celebrar la introducción del alijo en España.

En diciembre del año pasado, la policía alemana facilitó a la española la foto de un ciudadano turco, no identificado, del que se sospechaba que estaba en relación con una importante organización de narcotraficantes. Este individuo fue después localizado en Madrid e identificado como Mahinud Salih, alias Baby, de 28 años. Esta identidad es sólo provisional, dado el gran número de documentos falsos relacionados con el detenido.A través del seguimiento de Mahinud Salih, la policía española fue identificando a los demás presuntos miembros de la banda, vigilancia que se intensificó en mayo. El 16 de ese mes, un alijo de 13 kilos de her'oína de gran pureza, que en el mercado negro habría supuesto unos beneficios de más de 1.000 millones de pesetas, salió de Estambul, vía aérea, y quedó depositado en el aeropuerto de Barcelona el 17 de junio. De allí la carga fue trasladada a París y de nuevo a Barcelona, en lo que la policía considera como una maniobra de despiste, para ser almacenada en un chalé de la urbanización Pinamar, en Pineda de Mar.

Des este alijo, 12 kilos fue ron transportados a Madrid en vehículos alquilados, que se al macenaron en dos pisos de lujo. Uno de ellos en la plaza de Ciudad de Salta, 3, y el otro en la calle de Julio Palacios, 4 La organización contaba, al menos, con un tercer piso, en la calle de Mauricio Legendre 25. Natalia Munguía Ramos, la única española detenida, alquiló los pisos y vehículos de la banda.

El 5 de julio, esta mujer, cuatro turcos -el ya citado Mahinud Salih, Hassan Hayati, de 25 años; Hilmi Ozisik, de 33; Ekrem Turmus, de 46-, y otros cuatro iraníes: Mohammad Hamzaaghai, de 30 años; Aziz Siamandi, de 25; Rafiq Fatehi, de 26, y Abbas Mansour Karam, de 25, celebraban una fiesta en el piso de Ciudad de Salta, precisamente para celebrar el éxito de la introducción en España del alijo.

En la calle les esperó la policía que les fue arrestando según salían de la fiesta. Horas antes, se detuvo en Barcelona al turco Abdi Bgci, de 25 años, y a los españoles José María Albadalejo, de 36; Francisco Gil Siruela, de 40, y Manuel Cárdenas, de 38.

El sistema utilizado era ingenioso: los paquetes de droga se escondían en la madera ahuecada de unos cajones donde se transportaban ambientadores, mercancía legal.

La policía turca, avisada por la española, detuvo en aquel país a otras cinco personas que ya tenían preparado un segundo alijo de 10 kilos.

Según fuentes policiales, los turcos eran los encargados de la introducción en España de la droga; los españoles se encargaban del transporte por el interior del país y de la infraestructura de pisos, vehículos y documentos, y los iraníes formaban el segundo escalón de la distribución.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 8 de julio de 1989

Más información

  • Detenidas 18 personas en Madrid, Barcelona y Turquía, con 23 kilos de heroína