Detenido un presunto 'capo' del narcotráfico en Galicia

X. H., El empresario Laureano Oubiña Piñeiro, a quien la policía considera como uno de los principales capos del narcotráfico en Galicia, pasó ayer a disposición judicial tras ser detenido en la noche del jueves por intento de agresión a un capitán de la Guardia Civil. A las 20.00 horas de ayer, Oubiña ingresó en los calabozos municipales de Villagarcia de Arosa (Pontevedra), acusado de insultos y atentado a un agente de la autoridad. El altercado se produjo en el propio domicilio de Oubiña, en la localidad de Villagarcía de Arosa (Pontevedra), donde varios agentes efectuaban un registro para buscar pruebas de su presunta implicación en actividades delictivas.

El juez de Villagarcía autorizó el pasado jueves el registro de la vivienda familiar del presunto narcotraficante y otras tres empresas de su propiedad. La Guardia Civil incautó en la empresa de suministros industriales Asisa varios libros de contabilidad, discos de ordenadores, aparatos para intervenir teléfonos y camuflar conversaciones y un visor nocturno de gran potencia. Las autoridades esperan que el material hallado permita demostrar la posible existencia de irregularidades fiscales en las empresas de Laureano Oubiña.

También se confía en obtener datos sobre las posibles conexiones de la red del narcotráfico en Galicia, aunque la policía mantiene por el momento un total mutismo sobre el resultado de las investigaciones.

El juez de Villagarcía, Antonio Fraga, anuncié ayer que la próxima semana se constituirá un grupo operativo integrado por Guardia Civil, Cuerpo Nacional de Policía e inspectores fiscales con el objetivo de controlar las actividades de destacados empresarios de la provincia de Pontevedra sospechosos de su implicación en actividades de narcotráfico y contrabando. Fuentes policiales no descartan que en los próximos días puedan producirse nuevos registros.

Según el gobernador civil de Pontevedra, Jorge Parada, las investigaciones en las propiedades de Laureano Oubiña son el resultado de una operación puesta en marcha hace más de un año. Esta operación se intensificó hace algunas semanas a raíz del descubrimiento de un alijo de 4.000 kilos de hachís en la localidad de Bayona.

La policía sospecha desde hace varios años que Oubiña es uno de los principales cabecillas del tráfico de hachís en Galicia, pero nunca se han podido formular cargos contra él. El industrial es propietario de una lujosa mansión, el Pazo de Bayón, donde se dedica a la cosecha de viño, y que fue adquirido en 1986 por 800 millones de pesetas.

Por otro lado, Manuel Charlín Gama, considerado también uno de los más significados cabecillas del contrabando de tabaco y del tráfico de hachís en la ría de Arosa, fue trasladado ayer desde el centro penitenciario de Vigo, al de Carabanchel (Madrid), informa Xose María Palmeiro.

Sobre la firma

Xosé Hermida

Es corresponsal parlamentario de EL PAÍS. Anteriormente ejerció como redactor jefe de España y delegado en Brasil y Galicia. Ha pasado también por las secciones de Deportes, Reportajes y El País Semanal. Sus primeros trabajos fueron en el diario El Correo Gallego y en la emisora Radio Galega.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS