Vargas Llosa renuncia a su candidatura en Perú

El escritor peruano Mario Vargas Llosa renunció ayer sorpresivamente a su candidatura presidencial por la coalición conservadora de su país. La decisión, anunciada como irrevocable, fue comunicada mediante una larga carta enviada a sus dos aliados de fórmula del Frente Democrático (Fredemo), que aglutina a la derecha peruana. El anuncio se hizo en la víspera de un viaje a Europa en busca de apoyo a un eventual futuro Gobierno.

Más información
Un novelista y dos caciques

La discusión acerca de las candidaturas a las municipales de noviembre próximo en Lima, desencadenó el fin del Fredemo y, al parecer, de la candidatura de Vargas Llosa. El movimiento Libertad, de Vargas Llosa, y el Partido Popular Cristiano (PPC), de Luis Bedoya Reyes habían pedido públicamente la elaboración de listas unitarias.Pero el otro socio en el Fredemo, la Acción Popular, de Fernando Belaúnde Terry, acordó en su congreso partidario de hace dos meses en Cuzco llevar un candidato propio a esas elecciones con el ex alcalde de la capital peruana, Eduardo Orrego Villacorta, quien posteriormente también fue incluido en la lista presidencial del Frente como primer vicepresidente de la República.

La imposición partidista de AP y la intención manifiesta de Belaúnde de mostrarse como líder indiscutible de una formación tripartita, acabaron por exasperar al escritor que desde la semana anterior y sobre todo en los dos últimos días vio ir a pique el Fredemo.

Imposibilidad de un acuerdo

La imposibilidad de un acuerdo "para evitar luchas rivales en la elección municipal me obliga, tal como se lo hice saber al presidente Belaúnde en mi carta del miércoles 14, a renunciar a ser candidato del Frente a la presidencia de la República", afirma Vargas Llosa en su carta. Para el escritor, la dispersión de las fuerzas del Fredemo en las municipales mermaría la credibilidad de éste como alianza cohesionada y sólida y lo volvería a un "pacto hechizo" orientado a la sola conquista del poder.Prevé en su carta que, ante este panorama, el candidato del Frente a la presidencia "estaría obligado a la mudez o a dar pronunciamientos evasivos para no antagonizar a sus teóricas bases de apoyo divididas y encontradas en la contienda electoral inmeditada". En estas condiciones, señala Vargas Llosa, su candidatura "llegaría a noviembre sin prestigio ni autoridad, medio desfalleciente".

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Por su parte, dirigentes del movimiento Libertad anunciaron que lanzarán la candidatura de Vargas Llosa por su cuenta y Miguel Cruchaga, secretario general de ese movimiento, pidió la adhesión de todos aquellos que quieran unirse "sin trastiendas y sin condiciones".

En medio de la sorpresa por la renuncia del candidato del Fredemo, grupos de simpatizantes se comenzaron a congregar frente al domicilio del escritor, en el barrio de Barranco, y en la avenida Javier Prado, donde se encuentra la sede del movimiento Libertad.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS