Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

José María Aznar, dispuesto a ser el candidato del Partido Popular a la presidencia del Gobierno

J. G. I. / M. G., José María Aznar, presidente de Castilla y León, aceptará ser candidato a la presidencia del Gobierno por el Partido Popular (PP) en las próximas elecciones legislativas si su partido establece previamente una estrategia a medio plazo y, por tanto, el resultado no es utilizado como arma arrojadiza contra el dirigente que encabece la lista electoral. Por otra parte, el Comité Nacional del Centro Democrático y Social (CDS) celebrará hoy su primera reunión tras el revés sufrido en las elecciones europeas. La dirección centrista debatirá la convocatoria de un congreso del CDS para después del verano.

El presidente castellanoleonés manifestó ayer a este diario, en relación con su hipotética candidatura a la Presidencia del Gobierno: "Ni me voy a plegar a las melodías suaves, ni tampoco voy a hacer oídos sordos" "Soy consciente", reconoció Aznar, "de ser la persona que más expectativas concita en este momento. Lo estoy apreciando estos días de forma muy intensa. Y, por eso mismo, voy a medir más que nunca mis responsabilidades y a actuar sin la más mínima precipitación"."Cuando decidí presentarme como candidato a presiden te de Castilla y León", agregó "fue una decisión con muchos riesgos, pero sabía muy bien lo que hacía. Ahora tampoco me voy a precipitar, ni siquiera voy a mover un solo dedo para provocar el debate sobre la candidatura a la presidencia del Gobierno. Por el contrario, voy a echarle a este asunto toda la frialdad del mundo".

Vicepresidente nacional del PP encargado de analizar los resultados de las recientes elecciones al Parlamento Europeo, Aznar resaltó que sólo cuando se conozcan los verdaderos motivos del retroceso electoral del PP, tras comparar los votos obtenidos en cada colegio electoral en 1987 y ahora, se podrá definir una estrategia realista. "No se pueden tomar más decisiones por intuición", advirtió. "E incluso a este análisis electoral exhaustivo habrá que sumar el de las elecciones autonómicas en Galicia". El presidente castellanoleonés defendió que en ningún caso el Partido Popular debe abrir antes del verano el debate sobre la candidatura a la Presidencia del Gobierno de la nación, e incluso después, debe concentrar sus esfuerzos en las elecciones autonómicas de Galicia".

Tras expresar sus dudas respecto a que la presentación de las mociones antes de los comicios haya perjudicado al PP, reconoció que cuando Fraga instale su residencia en Galicia en septiembre "las cosas no serán exactamente igual en la dirección política del PP". Pero se limitó a indicar: "Habrá que ver entonces cuál es la propuesta de Fraga".

Responsabilidad colectiva

Con independencia de ella, la aceptación por Aznar de su candidatura a la Moncloa parece condicionada a que Fraga permanezca en la presidencia del PP y garantice personalmente que los resultados de las próximas legislativas sean asumidos como una responsabilidad colectiva del partido.

[El senador del PP y ex presidente de Alianza Popular, Antonio Hernández Mancha, aseguró ayer en el Parlamento andaluz que el pacto con el CDS ha perjudicado a su partido, informa Europa Press].

Por otra parte, el Comité Nacional del CDS, máximo órgano entre congresos, se reunirá esta tarde para analizar los resultados de las recientes elecciones europeas, en las que sufrió un duro revés. Uno de los temas a debate será la convocatoria de un congreso del CDS tras el verano, que serviría para reactivar ante la opinión pública la imagen de centro progresista del partido, deteriorada tras los pactos con el PP.

Los estatutos del CDS preven la celebración de congreso ordinario antes de final de año, pero no obligan a ello. Su convocatoria depende de la posibilidad de que se anticipen las elecciones legislativas al otoño.

José Ramón Caso seguirá como secretario general del partido, a pesar de que en principio esté previsto que ocupe su escaño en Estrasburgo hasta las elecciones legislativas. En cambio, el CDS debe buscar un sustituto para Agustín Rodríguez Sahagún, que dejará de ser portavoz del grupo parlamentario cuando el próximo día 29 se convierta en alcalde de Madrid. Interinamente será sustituido por el diputado León Buil, mientras que Alejandro Rebollo ocupará el puesto de Caso en la Mesa del Congreso.

El Comité Nacional estudiará también las acciones a llevar a cabo contra TVE, a la que consideran en gran parte culpable de su descenso electoral, y la ubicación de sus diputados en Estrasburgo. Los centristas consideran excesivamente derechista al Grupo Liberal del Parlamento Europeo, por lo que están haciendo gestiones para la creación de un grupo de talante progresista.

El portavoz del partido, Juan Roldán, negó ayer que vayan a tomarse medidas disciplinarias contra los dirigentes provinciales que han criticado los acuerdos con el PP.

Adolfo Suárez rechazó ayer la acusación de José María Ruiz-Mateos de que se embolsó creditos por valor de 250 millones de pesetas del Banco Popular, a través de una nota de su oficina de prensa.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 22 de junio de 1989

Más información

  • El CDS debate la celebración de un congreso para potenciar su imagen