Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un comandante que insultó al Rey, condenado a seis meses y un día

El comandante de Infantería Jesús Sancho Piedras, que insultó al Rey durante una cena en unas maniobras cuando era capitán, ha sido condenado a seis meses y un día de prisión como autor de un delito de injurias al jefe del Estado. El tribunal ha rebajado la pena de seis años y un día de prisión, que es la que corresponde al delito, a seis meses y un día, en atención al estado anímico del capitán y a la falta de publicidad del agravio.La sentencia no recoge el hecho de que el teniente Domingo Cezón, quien denunció los insultos, recibió la orden de internarse en el hospital psiquiátrico de Ciempozuelos (Madrid), donde permaneció 17 días, que la fiscal, Carmen Tagle, considera consecuencia directa de haber denunciado a su superior. La fiscal solicitaba dos años de cárcel para el hoy comandante.

El tribunal tiene en cuenta la enemistad entre el teniente y el entonces capitán para la rebaja de la condena. Los magistrados recuerdan este hecho que, a su entender, influyó en el estado anímico del procesado. Ambos militares mantenían tensas relaciones por su diferente ideología.

Durante la cena en las maniobras, Sancho Piedras dijo "ese es un tonto y un payaso", mientras un televisor transmitía un reportaje sobre una intervención del Rey en la ONU.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 13 de junio de 1989