Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Casado descalifica a las ex amantes de Amedo y Domínguez

Los testimonios de Inmaculada Gómez Pérez y de María Ángeles (Blanca) Balsategui, quienes mantuvieron relaciones sentimentales con los policías José Amedo y Michel Domínguez, respectivamente, están hechos desde el rencor, y por ello tienen escasa credibilidad, según el ahogado defensor de los agentes, Gonzalo Casado. El letrado presentó ayer las alegaciones para que sus clientes no sean procesados por el asesinato del refugiado vasco Juan Carlos García Goena, último crimen del que se responsabilizaron los GAL.

Las declaraciones de las dos mujeres ante el juez Baltasar Garzón están consideradas como los soportes más importantes de la acusación contra Amedo y Domínguez por la muerte de García Goena. Ambas declararon que habían presenciado cómo Amedo y Domínguez organizaron el atentado en casa de la primera.Casado recuerda en su escrito de alegaciones que los testimonios de las dos mujeres tuvieron lugar un año y tres meses después del crimen y precisa: "Sólo desde el móvil reconocido de un profundo sentimiento de rencor, se puede explicar la fabulada narración que, exenta de todo rigor, pretende conectar dicha muerte con el comportamiento absolutamente ajeno a tal relación causal de los inculpados".

El letrado puntualiza que Amedo se encontraba de vacaciones en Laredo y Michel Domínguez en Madrid cuando ocurrió el atentado, por lo que es imposible que participaran en el mismo.

Por otra parte, la acción popular del caso reclamó ayer a la Audiencia Nacional que confirme la declaración de responsabilidad civil subsidiaria del Estado, acordada recientemente por el tribunal, y que rechace los recursos presentados contra la misma por el letrado del Estado y por el fiscal jefe del la Audiencia, Eladio Escusol.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 13 de junio de 1989

Más información

  • El defensor de los policías asegura que sus testimonios están hechos desde el rencor