Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

12 ex guardias civiles, absueltos de contrabando y castigados con penas menores

La Audiencia Provincial de Pontevedra ha absuelto de delito de contrabando a los 12 ex guardias civiles de los puestos de El Grove y Sangenjo (Pontevedra). Once de ellos fueron condenados a diversas penas por delitos de falsedad, prevaricación, malversación, cohecho, receptación y simulación de delito. Diez civiles fueron condenados también por delitos de contrabando, cohecho y falsedad. Un guardia civil y dos paisanos quedaron absueltos. Todos los procesados negaron durante la vista las acusaciones de que eran objeto. Los hechos ocurrieron entre 1982 y 1983.

La sentencia declara probado que dos organizaciones dedicadas a la introducción de tabaco de contrabando habían llegado a un acuerdo con los guardias civiles para que éstos les permitiesen actuar libremente a cambio del pago de 1.000 pesetas por caja alijada.Los paisanos comunicaban a los guardias civiles con anterioridad la fecha y el lugar de las descargas. El tabaco era desembarcado en distintos puntos de la costa por planeadoras y distribuidos después en vehículos a los compradores. En algunos casos los guardias civiles "consignaban en los correspondientes atestados que levantaban después de una aprehensión de tabaco cantidades inferiores a la realmente intervenida, quedándose con las cajas que no se consignaban en el atestado y, por tanto, no se entregaban en Tabacalera, y que repartían todos los guardias mencionados". Se in

dica también que los guardias procedían a vender, "en la mayoría de los casos, el tabaco por medio de otras personas relacionadas con el contrabando". En abril de 1984, el guardia civil Eduardo Hermida Quintela denunció los hechos, y los implicados fueron separados del cuerpo y procesados.Por lo que se refiere a los ex guardias civiles, la sentencia condena a Carlos Terceiro Sangiao, Simón Rodríguez Cerdeiriña, Nemesio Vázquez Ares y Gabriel Revaliente Vázquez a dos meses de arresto mayor por el delito de cohecho y a seis años y un día de inhabilitación especial con privación del cargo o empleo de guardia civil e incapacidad para obtener otro análogo durante el tiempo de la condena. Fija además seis años y un día de inhabilitación especial por delito de prevaricación y seis años y un día de prisión menor por un delito de receptación a cada uno.

A seis meses y un día de prisión menor y a seis años de inhabilitación absoluta fueron condenados Ramón Álvarez Escuredo, Mario Rodríguez Vázquez, Emilio Riveiro Méndez, Ángel Emilio Bernal Bragado, Julio Areal Alonso y José Limia Andrade. Estos dos últimos fueron condenados además a un año de prisión menor por delito de falsedad, junto con Ángel Hermida Orosa. Fue absuelto Sergio Luis González Fernández.

La sentencia condena a 10 civiles por delitos de contrabando. Es el caso de Leandro del Valle Lastra, Marcelino Tato Peña y Robustiano Alvariñas Ucha (seis meses de arresto mayor y millón y medio de pesetas de multa). Jesús Ozores Navazas, a un año y un día de prisión menor e igual cuantía de multa. Juan José Búa Domínguez, Marcial Estévez Vázquez, Eugenio Chaves Núñez, Jesús Ángel Otero Padín, José Ramón Fernández Ariño y José Prol Naveiro, a dos años, cuatro meses y un día de prisión menor y dos millones de pesetas de multa. Estos últimos y Jesús Ozores son condenados además a dos meses de arresto mayor por un delito de cohecho. Quedaron absueltos Manuel Blanco Vázquez y Juan Lamelas Fariña.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 10 de junio de 1989

Más información

  • Condenados por prevaricación, cohecho, malversación, falsedad y receptación