Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

6.000 pesetas por semana

La Dirección General de Instituciones Penitenciarias pretende atacar la estructura de ETA en prisión en uno de los flancos más sensibles: el dinero que gastan los activistas presos. Este departamento ha anunciado a los sindicatos su intención de limitar a unas 6.000 pesetas la cantidad que semanalmente los etarras pueden gastar dentro y fuera -vía pedidos- de la prisión.Actualmente, aunque los presos de ETA sólo perciben 6.000 pesetas semanales por sus trabajos, utilizan grandes sumas del remanente de sus cuentas para allegarse productos de fuera de la prisión, según fuentes sindicales. En concreto, este dinero extra suelen emplearlo para adquirir comida, material de higiene o vestuario. Esta medida fue anunciada tras el ametrallamiento de un funcionario de Alcalá-Meco el pasado lunes.

Otra acción anunciada a los sindicatos de funcionarios de prisiones consiste en la creación de una subdirección general de planificación de seguridad y la implantación de subdirectores de esta especialidad en las 37 cárceles más peligrosas. Su labor será estudiar medidas de seguridad e instruir a los funcionarios en estas cuestiones.

Justicia planea acentuar la dispersión geográfica de los presos de ETA. Fuentes sindicales destacan que en un año se ha pasado de tener reclusos etarras en cuatro prisiones a que estén diseminados en 27.

Los sindicatos señalan que la mezcla de etarras y presos no terroristas había intentado ser aplicada desde hace seis meses, pero subsistían numerosas cárceles donde los presos de ETA seguían disfrutando de unos modos peculiares de vida y de aplicación del reglamento. Según estas fuentes, Almería es uno de los centros donde ya se está ensayando esta fórmula de integración de etarras entre presos no relacionados con delitos terroristas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 15 de mayo de 1989