Mariano Rubio defiende la inclusión de la peseta en el SME

El Gobernador del Banco de España, Mariano Rubio, considera necesaria una distribución adecuada de tareas y responsabilidades entre la política presupuestaria y la monetaria si se quieren confirmar los potenciales efectos favorables de la entrada de la peseta en el Sistema Monetario Europeo (SME). De lo contrario, este ingreso sería "un foco de problemas". A corto plazo, el compromiso de mantener estable el tipo de cambio de la peseta en un marco futuro de libre circulación de capitales "haría que una política presupuestaria expansiva crease presiones al alza de los tipos de interés nacionales que, a su vez, tenderian a apreciar la peseta." Para evitar la materialización de esta apreciación, según las declaraciones del gobernador del banco emisor realizadas en unas jornadas sobre mercado monetario organizadas por Intermoney, las autoridades se verían obligadas a intervenir en los mercados de cambio vendiendo pesetas y comprando otras monedas, por lo que en el corto plazo, "una política presupuestaria expansiva llevará a una expansión monetaria a través del mecanismo del SME, con lo que aumentaría la inflación."En el medio y largo plazo, si se mantiene sistemáticamente esta política presupuestaria expansiva, habría que recurrir para su financiación a la monetización, "elevando así, permanentemente, la tasa de inflación, lo que resulta incompatible con el objetivo de mantener estable el tipo de cambio frente a países con menor tasa de inflación."

Más información
Las reservas de divisas aumentaron en 1.820 millones de dólares durante el mes de abril

Contra los argumentos que denuncian los elevados costes en términos de crecimiento y paro que tendría la entrada de la peseta en el SME si esta supone poner en marcha políticas económicas que consigan la estabilidad de precios, Mariano Rubio señala que este razonamiento presupone que la política cambiaria puede alterar de manera sistemática la competitividad real de la economía y su tasa de crecimiento y "según apunta la evidencia empírica reciente, en una economía como la española, la transmisión de variaciones del tipo de cambio nominal a precios es bastante rápida, con lo que la capacidad de la política cambiaria para influir sobre la competitividad y el crecimiento reales es transitoria. "Mas que la incorporación de la peseta al SME, es el dinamismo del área económica en la que esta integrada España lo que actuará como factor condicionante de nuestra tasa de crecimiento, según Mariano Rubio, "de ahí la importancia de mantener el objetivo compartido de estabilidad de precios".

Por otra parte, el ex-ministro de Economía, José Luis Leal, destacó, en estas mismas jornadas, que va a ser muy difícil oponerse a las tendencias que apuntan a la liberalización total de la circulación de capitales, por lo que la acción correctora de los fiscos en la redistribución deberá buscar otros terrenos.

EL PAÍS de la mañana

Despiértate con el análisis del día por Berna González Harbour
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS