Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dos muertos y 19 heridos en choques de la policía chilena con militantes izquierdistas

Dos muertos y 19 heridos, 16 de ellos de bala, es el saldo de diversos enfrentamientos de militantes izquierdistas con las fuerzas de seguridad y de la explosión de una bomba a 60 metros del Palacio de Gobierno en Santiago. Por otra parte, la Junta de Gobierno aprobó la ley de distritos electorales, que reduce la proporción de diputados en las regiones donde la oposición es mayoritaria, y una declaración del Ejército en apoyo al general Augusto Pinochet por los ataques políticos que ha recibido fue considerada "de extrema gravedad" por los opositores.

La violencia comenzó el lunes en Talga, 260 kilómetros al sur de Santiago, cuando un grupo armado se enfrentó con la policía. Murió un carabinero y cuatro fueron heridos junto con ocho civiles. En Curicó, a 200 kilómetros de la capital, un civil murió, tres carabineros resultaron heridos y un atacante, también herido, fue detenido en otra acción durante un control policial. En Santiago, en la sede de Tesorería, junto al palacio presidencial, la explosión de una bomba causó tres heridos leves. La policía atribuyó los ataques al izquierdista Frente Patriótico Manuel Rodríguez (FPMR).Entre tanto, la Junta aprobó normas sobre el número de diputados por cada distrito para la elección parlamentaria de diciembre. La región metropolitana, cuya capital en Santiago, donde la oposición es mayoritaria, tendrá 26% de los 120 diputados, aunque concentra el 40% de los votantes. Además, la Junta levantó la norma que impide a los funcionarios públicos y dirigentes gremiales ser candidatos en la próxima elección, y aceptó los pactos electorales entre partidos afines. Las normas deberán ser ratificadas por el Tribunal Constitucional.

Por otra parte, la concertación de partidos opositores criticó una declaración de los altos mandos del Ejército en la que éstos expresaron su profundo malestar" por los "provocativos e injustos" ataques políticos a Pinochet. La coalición opositora consideró que el comunicado del Ejército solidarizándose con Pinochet es de "extrema gravedad" y "arroja una sombra de inquietud" sobre la voluntad de respetar el resultado de las próximas elecciones. Los opositores reivindicaron su derecho a criticar a Pinochet en su calidad de presidente.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 13 de abril de 1989