Las reservas de agua de los embalses de la Comunidad de Madrid están al 76% de su capacidad maxima

Los embalses del Canal de Isabel II, el organismo que gestiona la distribución de agua en Madrid, superan el 76% de su capacidad máxima. La ciudad de Madrid, que consume cada segundo 17.760 litros de agua, afronta así un futuro inmediato sin restricciones. Mientras, en otras comunidades, la escasez de lluvias ha obligado a imponer restricciones al consumo. Según Roque Gistau, gerente del Canal, la media nacional de reservas de agua embalsada se limita a un 40% de su caudad máxima. La alta pluviosidad de la primavera de 1988 permitió alcanzar unas reservas del ciento por ciento en junio pasado.

En la semana que acaba de concluir los chubascos hicieron acto de presencia en la Comunidad tras varios meses de sequía invernal. El Instituto Nacional de Meteorología anuncia que se mantendrán la lluvias generalizadas en la Comunidad de Madrid al menos hasta el próximo día 12.A partir de esa fecha se alternarán claros y chubascos, según las mismas predicciones. En la sierra de Madrid no se descarta que prosigan las intensas nevadas que se han registrado durante los últimos días y que incluso han obligado a cerrar temporalmente algunos puertos de montaña, entre ellos el de Navacerrada y el de la Cruz Verde, en la carretera de El Escorial a Ávila.

Sin embargo, esta perspectiva de inmediato optimismo no parece ser compartida por Roque Gistau. En los últimos días cinco reventones en la red de distribución de agua del Canal de Isabel II han afectado al tráfico rodado e incluso han provocado la suspensión del servicio del metro en algunas estaciones.

"La estadística a veces juega estas malas pasadas", se lamenta Gistau. Con una media de 20 averías al día, el responsable del Canal de Isabel II precisa que raramente se producen roturas como la del pasado domingo en la plaza de Castilla o en la plaza de Manuel Becerra el lunes. Claro que dos días después la carretera de Extremadura permaneció cortada por un nuevo reventón. Semanas atrás, un socavón provocado por una rotura de una conducción en el paseo de Recoletos obligó a mantener cerrados al tráfico tres de los carriles de la citada avenida. El lateral cercano al palacio de Revilla aún permanece cortado.

Renovación de la red

La red de distribución de aguas de Madrid, que data de 1900, ha sido renovada en la mayoría de sus casi 5.000 kilómetros. "Apenas quedan 800 kilómetros con una antigüedad de más de 35 años", señala Gistau, "en unas instalaciones que tienen una vida media de 75 años". Sin embargo, el Canal de Isabel II ha tenido que hacerse cargo de las redes de distribución de colonias y urbanizaciones.

Éste es el caso de la urbanización San Ignacio de Loyola, en el barrio de Aluche, donde también se han producido repetidas fugas de agua. "Un ligero incremento de la presión del agua ha afectado a las conducciones de fibrocemento instaladas en la zona", revela Gistau.

El Canal de Isabel II proyecta invertir 42.000 millones de pesetas en los tres próximos años en la renovación de la red de distribución. Mientras tanto, procede con sigilo a vaciar por completo los 40 hectómetros cúbicos del pantano de Pedrezuela.

Es mejor consumir el agua de este embalse en este momento antes de que la llegada del verano haga fermentar las algas de su interior. "Al parecer, el embalse de Pedrezuela, es el culpable del mal olor y sabor del agua en ciertas zonas la Comunidad de Madrid durante los meses de verano".

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0009, 09 de abril de 1989.