Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
COMUNICACIÓN

La sociedad francesa Hersant se hace con el control de más del 30% del Grupo 16 en menos de 24 horas

La sociedad francesa Hersant, editora de Le Figaro, se había hecho anoche con el 31% del Grupo 16, editor de varias publicaciones y de Diario 16, 24 horas después de que empezaran a anunciarse sucesivas compras de acciones. Ayer, antes de conocerse las últimas transacciones, un comunicado del holding español anunciaba "el fracaso de la operación de tiburoneo de Hersant" y acusaba al ex secretario general Alfonso de Salas de filtrar información reservada que ha facilitado la operación.

La "maniobra hostil" de Hersant hacia el Grupo 16, tal como fue calificada ayer en un extenso comunicado hecho público por el holding presidido por Juan Tomás de Salas, se inició a las 20.30 horas del viernes, según indicó el representante legal de Hersant, Jesús Santaella. César Pontvianne, consejero de Inpresa (la sociedad que edita Diario 16) y vicepresidente de las sociedades editoras de las publicaciones económicas del grupo y de la revista Cambio 16, formalizó la venta del 9,17% de las acciones de Inpulsa, sociedad matriz del Grupo 16, a Hersant.A primera hora de la tarde de ayer se difundió la venta de otro 5,1%, propiedad del ex director general del citado holding, Alfonso de Salas, a la sociedad Hersant, propietaria de los diarios Le Figaro, France Soir, más de 20 periódicos regionales y el 25% del Canal 5. Alfonso De Salas fue destituido por su hermano Juan Tomás el 8 de marzo, coincidiendo con el despido del director de Diario 16, Pedro J. Ramírez.

En su comunicado, el Grupo 16, tras declarar fracasada "la operación de tiburoneo de Hersant", manifestaba que el holding estaba "dispuesto a igualar la oferta del grupo Hersant, que intentará iniciar inmediatamente negociaciones con este grupo para recuperar las acciones que hayan adquirido, ya que considera que su presencia, aunque sea minoritaria y declaren que no pretenden influir ideológicamente, no es querida y no puede significar, en estas circunstancias, nada más que obstáculos para el desarrollo del Grupo 16". En el mismo comunicado, se dice que "Juan Tomás de Salas controla personalmente más del 50% y supera la mayoría cualificada con personas leales, amigas y conformes con la línea de independencia informativa del grupo al margen de posiciones ideológicas particulares".

Fuentes próximas al grupo indicaron a este diario que las acciones propiedad de Juan Tomás de Salas no llegan al 50%. Tras la salida de Pedro J. Ramírez, De Salas, propietario entonces de algo más de un 148%, adquirió nuevos títulos por un valor ligeramente superior a un 1%, según las mismas fuentes, sin conseguir alcanzar ni siquiera el 50%. Con los títulos sindicados el director general controla casi un 60% de los títulos (59,8%).

Tras difundirse este comunicado, se supo que otro pequeño porcentaje, el 4,96%, perteneciente a varios propietarios (Francisco Javier Domingo, Ricardo Utrilla, Jaime García Añoveros y Matías Cortés) también había pasado ayer a poder del grupo francés. La operación se cerró a las 19,15 horas, con la venta de los títulos propiedad de la viuda e hijos de Romualdo de Toledo, que poseían un 12,17%, según confirmó el abogado Santaella.

El comunicado acusa al ex director general del holding, Alfonso de Salas, de, facilitar información confidencial a Hersant. "Para los tiburones franceses no ha sido difícil", continúa el comunicado, "disponer de documentación interna del grupo y de su lista de accionistas, lo cual ha facilitado la acción por sorpresa".

Alfonso de Salas confirmó ayer a EL PAÍS la venta a Hersant de sus acciones del holding, asegurando que no ha facilitado información confidencial al grupo francés. "Además, las listas de accionistas son públicas", indicó. En el mismo sentido se ha pronunciado el representante legal de Hersant, Jesús Santaella, quién afirmó haber conseguido la información de archivos públicos.

Contradicciones

"En opinión de directivos del grupo, esta operación tiene carácter marcadamente hostil a pesar de las manifestaciones en otro sentido realizadas, una vez descubierta la intentona, por los mediadores de Hersant", prosigue el comunicado del Grupo 16. Hersant ha manifestado reiteradamente a través de Santaella que es "absolutamente solidario" con el Grupo 16, "con cuyo equipo gestor se halla plenamente identificado".Estas declaraciones contrastan con las de Alfonso de Salas, quien manifestó ayer que los representantes de Hersant le habían comunicado la intención de mantener "la línea liberal centrista que siguió Pedro J. Ramírez". Alfonso de Salas declará "confiar más en ellos que en el actual equipo gestor del grupo", que considera "poco preparado". A su juicio, es beneficioso para el holding "que entre un grupo empresarial profesiorial". Considera que el diario ha virado "hacia intereses económicos que favorecen a un partido muy determinado", en una supuesta referencia implícita al PSOE.

Pedro J. Ramírez, anterior director de Diario 16, dijo a este periódico que es ajeno por completo a estos acontecimientos. "La única operación de tiburoneo que conozco es la políticofinanciera que se produjo hace un mes coincidiendo con mi salida del diario y a la vez con la entrada en el círculo de Juan Tomás de Salas de personas que nada tenían que ver con medios de comunicación y mucho con la política y las finanzas". Santaella considera la salida de Pedro J. Ramírez "un accidente no necesariamente irreversible".

En el comunicado del Grupo 16 se manifiesta que la operación "del grupo francés de Prensa conservadora que preside Robert Hersant" se ha realizado "con apoyo financiero proporcionado por el Banco que preside Mario Conde en España y la intervención de diversos mediadores pertenecientes al partido CDS". Fuentes próximas al holding español confirmaron que Banesto ha concedido un crédito recientemente por valor de 1.000 millones de pesetas, ampliable a otros 1.000, para esta operación. Por su parte, Santaella ha manifestado que Banesto, igual que otros bancos españoles, concedió hace seis meses un crédito a Cepresa y Peprosa, las sociedades de Hersant en España. Un portavoz del CDS declaró a este periódico que Adolfo Suárez, su presidente, "desconoce que haya personas en su entorno vinculadas a la operación". Santaella considera que la afirmación puede referirse a él mismo, que se declara simpatizante del partido".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 9 de abril de 1989