Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mubarak no se verá con Shamir durante su estancia en Washington

Hosni Mubarak, presidente de Egipto, emprendió ayer una visita oficial a Washington, donde tiene previsto entrevistarse con el presidente de Estados Unidos, George Bush; el secretario de Estado, James Baker, y el secretario general de las Naciones Unidas, Javier Pérez de Cuéllar. El presidente egipcio, que ha desempeñado en los dos últimos meses una intensa actividad diplomática en relación con el conflicto de Oriente Próximo, ha rechazado mantener una entrevista con el primer ministro israelí, Isaac Shamir, con quien coincidirá en la capital estadounidense el próximo día 6, según fuentes ísraelíes.Dos cuestiones principales se hallan en el orden del día del encuentro entre Bush y Mubarak: la solución al problema palestino y las relaciones bilaterales de Estados Unidos y Egipto. Respecto al proceso de pacificación de Oriente Próximo, Hosni Mubarak insistirá en Washington, según sus asesores, en la necesidad de que se celebre una conferencia de paz que cuente con ¡apresencia de todas las partes afectadas, con representación de la OLP y bajo el auspicio de las Naciones Unidas.

Egipto recibió el pasado mes de febrero la visita de la troika comunitaria y se convirtió, poco después, en el escenario cumbre de la gira por Oriente Próximo del ministro soviético de Asuntos Exteriores, Edvard Shevardnadze, quien se entrevistó por separado con su homólogo israelí, Moshe Arens, y con el presidente de la OLP, Yasir Arafat. Mubarak ha recibido también en los últimos días, en la localidad egipcia de Ismailía, al rey Hussein de Jordania y a Arafat, proclamado el viernes presidente del Estado palestino.

Respecto a las relaciones bilaterales, ambos líderes estudiarán las reformas económicas que Washington reclama a Egipto como condición para liberar una ayuda por valor de 230 millones de dólares que mantiene congelada. Egipto es, después de Israel, el país que recibe mayor ayuda económica de Estados Unidos: 2.374 millones de dólares en 1988, que, según la Embajada norteamericana en El Cairo, serán 2.600 millones de dólares en 1989.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 2 de abril de 1989