Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

"El mejor partido de mi vida" asegura Drazen

Drazen Petrovic se sentía tremendamente satisfecho por su actuación de ayer, en la que sus 62 puntos habían resultado decisivos para el triunfo del Real Madrid. "Ha sido el mejor partido de mi vida", afirmaba. "Para mí, era la séptima final europea [las seis anteriores las había disputado con el Cibona de Zagreb]. Y de ellas sólo he perdido una", añadía para matizar a continuación: "Pero también quiero recalcar que Txetxu Biriukov ha estado muy bien en la primera parte, así como Fernando Martín y Llorente en la prórroga".Por su parte, el técnico, Lolo Sainz, reconocía: "Hemos jugado muy mal, pero hemos ganado, que era lo importante. El partido ha sido muy tenso y la clave ha estado en que el Madrid ha sabido jugar con tranquilidad en los cinco minutos suplementarios. De todos modos, ya sabía que el encuentro iba a ser francamente difícil".

Ramón Mendoza, el presidente, fue bombardeado a preguntas sobre Petrovic, pero evitó en todo momento hacer una diferenciación entre sus jugadores: "Los chicos han estado muy bien. Han tenido mucho coraje. No puedo hacer distinciones porque todos han luchado a fondo".

El secretario de Estado para el Deporte, Javier Gómez-Navarro, comentaba: "Como aquí me conoce poca gente, he podido dar rienda suelta a mis impulsos, pero a mi izquierda tenía a Ramón Mendoza, que estaba bastante más histérico que yo. 'Ya hemos perdido, esto es lo último', decía constantemente y yo lo animaba: 'Venga, Ramón, tranquilo'. La verdad es que ha sido un partido que ha tenido de todo: espectáculo, emoción...".

Con un dedo roto

Fernando Martín se atrevía a hacer un juicio crítico: "El partido ha sido técnicamente malo". Despúes insistía en que nunca dudó de la victoria de su equipo: "No he visto perdido el título, pero hay que admitir que el Madrid ha jugado rematadamente mal en el ataque. Lo que sucede es que el Madrid es mucho mejor conjunto que el Snaidero y, por tanto, tiene que funcionar mejor. Los jugadores italianos lo han hecho bien porque iban a buscar un final igualado. Se la han jugado, se han defendido con fuerza ... , pero, al cabo, han caído". Fernando descubrió ayer mismo que tiene roto el dedo pulgar de la mano derecha: "Sí, así es, pero no se lo hemos dicho ni a los italianos ni a los españoles. Lo mejor era que lo supiéramos solamente el médico y yo. Cuando estemos de vuelta en Madrid, me harán unas radiografías y ya veremos lo que pasa".

Por último, Biriukov razonaba el desenlace: "Hemos ido ganando durante casi todo el partido. Pero, al final, hemos tenido algo de mala suerte, de ahí que el Snaidero forzase la prórroga".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 15 de marzo de 1989