Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

HASI cierra su crisis interna con un congreso extraordinario y secreto

La organización independentista vasca HASI (Partido Popular Socialista Revolucionario), integrado en HB, ha celebrado un congreso extraordinario en secreto para cerrar la profunda crisis abierta a finales de 1987, según informó ayer en un artículo el presidente del PNV, Xabier Arzalluz. Por otra parte, Txomin Ziluaga, ex secretario general de HASI, ha dejado de trabajar como liberado en la coalición abertzale y está cobrando el paro.

El artículo de Arzalluz, publicado en el diario Deia, contiene citas de textos internos de HASI y de las ponencias del congreso. Según estos documentos, el partido fue creado por ETA durante la agonía del franquismo como "un mecanismo delegado para la dirección política en la lucha de masas e institucional". Con el tiempo, la dirección hizo una interpretación desviada de la relación entre HASI y ETA.Las acusaciones dirigidas al grupo de Ziluaga consisten en considerar a ETA como un mero aparato militar e intentar sustituir su dirección en el bloque KAS (Coordinadora Abertzale Socialista) por la del partido. En la KAS, además de ETA y HASI, están integradas organizaciones de mujeres y jóvenes y el sindicato obrero LAB. La crisis se acentuó a medida que se van aproximando 'situaciones determinantes" capaces de "enmarcar el proceso negociador" entre el Gobierno y ETA.

Las acusaciones contra la antigua dirección se concretan en hacer trabajo fraccional dentro de KAS y actuar de modo exclusivista y sectario en HB, en un intento de copar posiciones en todas las organizaciones independentistas para desde ellas imponer sus criterios a ETA. La anterior dirección de HASI interpretó equivocadamente, según la mayoría actual, que el aumento de la presión policial contra ETA imposibilitaba a la organización terrorista para ejercer la dirección política.

Como ejemplos, se citan la crítica "al operativo Hipercor" (atentado de en Barcelona en el que murieron 21 personas) y la posterior recomendación a ETA para que se tomara unas vacaciones. Por su parte, los expulsados argumentaron durante la crisis una derechización en el movimiento independentista y la ausencia de comunistas en la Mesa Nacional de HB tras su apartamiento.

La crisis se abrió en HASI en diciembre de 1987, durante el tercer congreso, con el apartamiento de Ziluaga y dirigentes próximos a él como su esposa, Izaskun Larreategui; Simón Loyola, Javier Pascual y Mikel Ziloaga. Meses después fueron expulsados o abandonaron el partido todos los citados junto a otros como Juan Oquifíena, Edurne Brouard e Iñaki Ruiz de Pinedo, junto a varias decenas de militantes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 27 de febrero de 1989

Más información

  • Txomin Ziluaga ya no trabaja para HB y cobra el seguro de desempleo