Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La cena entre Bush y don Juan Carlos, valorada como "un exito" de los Reyes

La cena privada celebrada el pasado viernes en Tokio entre los Reyes de España y el presidente de Estados Unidos, George Bush, y su esposa, Bárbara, es valorada como "un éxito personal de los Reyes" en medios diplomáticos de la delegación española que asistió en la capital japonesa a los funerales de Estado del emperador Hirohito.

"Lo más importante del encuentro es lo implícito", agregaron las mismas fuentes, que destacaron el carácter estrictamente privado, "casi familiar", de la cena organizada en el restaurante japonés del hotel donde se hospedaban ambos jefes de Estado.

"Desde un punto de vista diplomático es importante para España", dijo a este periódico un alto funcionario del Ministerio de Asuntos Exteriores, "y aunque no hay actualmente ningún gran tema pendiente en las relaciones bilaterales entre Madrid y Washington, es significativo el gesto de Bush". "Si había algún sabor agridulce, ése ha desaparecido", según agregó este diplomático.

Al parecer, no se habló en la cena de ninguna próxima visita de los Reyes a Estados Unidos -la última estancia oficial fue en septiembre de 1987- ni tampoco de un eventual viaje de Bush a España.

Visita de Fernández Ordóñez

Por otra parte, el ministro de Asuntos Exteriores, Francisco Fernández Ordóñez, tiene previsto viajar a Washington el próximo 13 de marzo, en el contexto de su ejercicio de la presidencia del Consejo de la Comunidad Europea, dentro de la tradicional agenda de contactos semestrales entre Estados Unidos y la Comunidad Europea.Durante su estancia en Tokio, el rey Juan Carlos se entrevistó con el presidente de Israel, Haim Herzog, quien le invitó a visitar Israel en 1992; el rey Hussein de Jordania; el presidente de Portugal, Marlo Soares; el presidente de Italia, Francesco Cossiga y, en la jornada de ayer, el presidente de Chipre, George Vassiliou, quien le expuso la situación política en la isla del Mediterráneo.

Por su parte, el ministro de Relaciones con las Cortes, Virgilio Zapatero, trató con el secretario del gabinete japonés, Keizo Obuchi, las relaciones entre ambos países, incluida una posible potenciación en el sector cultural y de enseñanza del español en Japón.

Los Reyes dedicaron la jornada de ayer a asuntos privados, incluidas algunas compras de bonsais, y asistieron a una misa en español en la capilla de la universidad de Soria, dirigida por los jesuítas, entre ellos varios españoles.

Una cena privada en la Embajada de España, ofrecida por el embajador Camilo Barcia, cerró la agenda de los Reyes en la capital japonesa. Don Juan Carlos y doña Sofia emprenden hoy viaje de regreso a Madrid en un Boeing 707 de.la Fuerza Aérea española, que tiene prevista su llegada a Madrid a última hora de la tarde de hoy.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 26 de febrero de 1989