Protesta diplomática española por la expulsión de tres empresarios de Guinea Ecuatorial

Responsables del Ministerio de Asuntos Exteriores convocaron ayer en el palacio de Santa Cruz al embajador de Guinea Ecuatorial en Madrid, Eduardo Ndong, para pedirle explicaciones sobre las circunstancias que motivaron la expulsión de Bata de tres empresarios españoles. Fuentes diplomáticas españolas enmarcaron este "incidente" en las "complejas relaciones" que vienen manteniendo España y su ex colonia, aunque subrayaron que Ndong dio garantías sobre las posibilidades de regreso a Guinea de los tres españoles.

Los expulsados, los hermanos canarios Manuel y Eduardo Macía y la esposa de este último, son empresarios de la construcción.De acuerdo con la versión oficial ofrecida por las autoridades guineanas, se habría tratado de un acto decidido de manera casi unilateral por el comisario de Bata, y la expulsión habría estado motivada por la acusación lanzada contra los hermanos Macía en el sentido de que inspiraron "un artículo antiguineano" aparecido recientemente en un periódico de Canarias.

Sin embargo, otras versiones atribuyen la orden de expulsión de los tres empresarios españoles a circunstancias relacionadas con su actividad profesional. Según estas versiones, los industriales canarios se habrían negado a conceder algunas facilidades a determinadas autoridades guineanas.

Nuevos incidentes

Fuentes diplomáticas españolas, que no descartaron ayer la posibilidad de que se produzcan nuevos incidentes entre los dos países, aunque prefirieron no especificar de qué naturaleza, recordaron ayer que, durante su reciente visita oficial a Madrid, el presidente ecuatoguineano, Teodoro Obiang, se refirió en términos de gran dureza a determinados empresarios españoles que operan en Guinea Ecuatorial.

Estos mismos medios diplomáticos admitieron ayer que ' aunque la visita que Obiang realizó a Madrid a mediados de enero había redundado en beneficio de las relaciones entre los dos países y de "un aumento de la racionalidad en la cooperación", no pudo evitarse el "estallido de algunas susceptibilidades" entre el séquito del presidente guineano.

El Gobierno español descarté ayer la adopción de otras medidas diplomáticas por este caso, además de la llamada al palacio de Santa Cruz del embajador guineano para pedirle explicaciones en relación con la expuIsión de los tres empresarios, que ayer se encontraban ya en España.

Rápido retorno

Aunque no pudieron ser localizados, fuentes españolas en Malibo creían saber anoche que los hermanos Macía regresarán en breve plazo a Guinea Ecuatorial.

Las fuentes oficiales que fueron consultadas ayer por este periódico se mostraron extrernadamente reservadas acerca de este incidente, al que en todo momento trataron de restar importancia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 23 de febrero de 1989.

Archivado En:

Te puede interesar

Suscripciones El PaísSuscríbete

Lo más visto en...

Top 50