Los muertos por los incendios forestales en Galicia ascienden ya a cuatro

El número de fallecidos en Galicia a causa de los incendios forestales se eleva ya a cuatro, mientras que en Asturias son más de 3.000 hectáreas de monte bajo y arbolado las arrasadas por los fuegos de los últimos días. Una ligera lluvia caída en las últimas horas ha hecho mejorar la situación en Asturias, y en Galicia se esperan precipitaciones generalizadas el próximo viernes, según ha informado el Centro Meteorológico Zonal de La Coruña.

Andrés Pazo Sobrino, de 81 años, murió el domingo cuando intentaba sofocar las llamas que amenazaban su casa, en el municipio orensano de Laza, informa Xosé Manuel Pereiro. También falleció a última hora de la tarde del domingo Ramón Cancio Bouzo, de 40 años, que había sido ingresado en estado grave en la unidad de quemados de la residencia Juan Canalejo de La Coruña. Ramón Cancio intentaba evitar que se propagasen las llamas de una quema de rastrojos que estaba efectuando con su hermano José María, de 51 años, fallecido prácticamente en el acto.La cuarta víctima es Enrique Arias Moreiras, de 80 años, que falleció de paro cardíaco en un monte de Celanova (Orense) al prender en sus ropas las llamas de los matorrales que estaba quemando.

En Asturias, más de 3.000 hectáreas de monte bajo y arbolado ardieron como consecuencia de un centenar de incendios que según el director regional de Interior, Enrique Vaquero, fueron en su mayor parte provocados intencionadamente, informa Mario Bango.

La situación había mejorado ligeramente ayer tras caer una fina lluvia durante algunas horas, aunque persistían las temperaturas elevadas y el viento suroeste que dificulta las labores de extinción.

En la actualidad quedan abiertos unos 80 focos de fuego, 20 menos que los registrados el sábado y el domingo, y se prevé que las precipitaciones puedan intensificarse durante las próximas horas, lo que aliviaría enormemente la situación. En el parque natural de Somiedo continúa sin controlar una parte del fuego declarado en los últimos días.

En la provincia de Burgos las pérdidas ocasionadas por los 31 incendios forestales registrados durante los últimos tres días ascienden a más de 129 millones de pesetas, informa Ángeles Gil. La zona más afectada es el norte de la provinc¡a donde, según el responable de Montes, Gerardo Gonzalo, se registraron focos en cas¡ todos los puntos.

Según el Gobierno Civil la mayoría de los incendios han sido intencionados y sólo unos pocos se deben a accidentes o quema de rastrojos. La Guardia Civil ha detenido durante el fin de semana a tres personas como presuntos responsables de provocar incendios, uno de los cuales permanece detenido.

30 fuegos en La Rioja

En La Rioja, en los últimos 15 días se registraron cerca de 30 incendios, la mitad de los cuales prendieron durante el pasado fin de semana, informa Antonio Castillo. Ayer todavía ardía una masa forestal en Mansilla, aunque se habían controlado los de Arnedillo y Villavelayo. Hasta el momento en La Rioja se han perdido más de 150 hectáreas de masa forestal.

Por otra parte, ayer entró en vigor la prohibición de encender fuego en las zonas forestales de Cataluña y en una franja de 400 metros alrededor de las mismas, tras publicarse en el Diari Oficial de la Generalitat la orden firmada por el conseller de Agricultura.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 20 de febrero de 1989.

Lo más visto en...

Top 50