Emilio Gregori,

alcalde socialista de Algemesí (Valencia), convocó un concurso oposición para cubrir la plaza de conserje de las instalaciones deportivas del municipio. Como requisito se exigía que el aspirante fuera campeón de España, subcampeón de España o campeón de la Comunidad Valenciana en alguna rnodalidad atlética. Ante el recurso presentado por CC OO -sólo un joven del pueblo cumplía uno de los requisitos-, el alcalde lo ha rebajado a un mérito de ocho puntos.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS