Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Desahogo ligeramente vengativo

La reciente aparición en este diario de un artículo antitaurino del profesor Ferrater Mora me va a permitir un pequeño desahogo ligeramente vengativo: ocurre que soy estudiante de filosofía y, como tal, me he visto en la necesidad de consultar con cierta frecuencia el monumental diccionario filosófico de dicho autor. Y he de confesar que, ante la impotencia de comprobar las más de las veces lo poco que sacaba en claro de tal ejercicio, me decía a mí mismo que, si éste o aquel texto parecía confuso, no se debía a otra cosa que a mi falta de capacidad para interpretarlo.Naturalmente, sigo pensando así. Pero ahora el propio don José ha venido a echar un capote -si se me permite la expresión- a mi maltratada autoconsideración al escribir un artículo que demuestra que hasta un reputado filósofo puede enfocar mal un tema y, además, tratarlo después de manera ventajista..., porque ventajista es proponer uno mismo los supuestos argumentos de la parte contraria -y de la manera más favorable- para luego destrozarlos con facilidad. El profesor Ferrater ha querido matar recibiendo, pero lo que le salió por el chiquero era pequeño y estaba muy afeitado. El maestro Ortega no hubiera permitido tan mala lidia.-

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 12 de febrero de 1989