El piloto desobedeció a la torre de control en la tragedia de las Azores

El piloto del Boeing 707 de la compañía de vuelos charter Independent Air Corp, Leon Daugherty, desobedeció por causas aún desconocidas las instrucciones de la torre de control del aeropuerto de Santa María, en las Azores, antes de estrellarse contra Pico Alto, una colina cercana, provocando la muerte de los 145 ocupantes del avión, aseguraron ayer las autoridades portuguesas, quienes desmintieron las versiones según las cuales algunos pasajeros llevaban puestos los chalecos salvavidas.Un diario de Lisboa apunta la probabilidad de que el piloto, buen conocedor de la ruta de las Azores, mantuviera una altitud anormalmente baja -1.500 pies en lugar de los 3.000 que le pedía la torre de control- y diera la vuelta sobre la isla para tomar rumbo hacia la pista -y no sobre el mar, como es habitual como una gentileza para con los pasajeros, la mayor parte de los cuales cruzaba por primera vez el Atlántico.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS