TRIBUNALES

Absuelto un matrimonio holandés que mató a su hijo por creer que era la reencarnación de Hitler

El Tribunal de Justicia de Arnhem ha puesto en libertad a H. E., una joven de 27 años, y a su marido, H. R., de 31, padres de un bebé de 10 semanas al que dieron muerte porque creían que se trataba de la reencarnación de Adolf Hitler. Un amigo de la pareja, I. T., de 32 años, y principal inductor de los hechos, ha sido internado en un hospital psiquiátrico.Los magistrados de Arnhem basaron su decisión en los informes de los psiquiatras que trataron a la pareja desde el pasado mes de junio, cuando se produjo el homicidio, que al principio no pudo ser explicado. Según los médicos, los padres estaban horrorizados por el "descubrimiento" de la verdadera personalidad de su hijo, realizado por I. T., y no fueron responsables de lo que hacían por hallarse en un estado total de enajenación mental. Si bien en su caso no parecen existir posibilidades de que un hecho así se repita, su amigo ha revelado en los análisis una personalidad violenta y peligrosa que precisa una larga atención clínica.

Los hechos ahora juzgados tuvieron lugar el pasado 21 de junio, cuando los tres adultos se encerraron en una casa de la localidad de Vaelp para exorcizar al infortunado bebé que creían Hitler. El niño perecería 70 horas después, al final de un rito budú dirigido por I. T. Éste, después de rociarle el cuerpo con líquidos inflamables y producirle quemaduras, lo metió en una cesta, a la que prendió fuego en el cuarto de baño.

Liberación

Antes de la atroz ceremonia, I. T. había tratado de apuñalar al pequeño en el cuello. Al fallar el intento convenció a los padres de que su hijo no era un ser humano, sino que estaba poseído por las fuerzas del mal. Para los padres, todo lo demás no fue sino una liberación de la desgracia que creían tener con su hijo.Tras la sentencia, H. E. y H. R. han regresado a su hogar. Los médicos piensan que serán capaces de rehacer su vida, dado que no actuaron conscientemente, sino movidos por el horror. En cuanto a I. T., estará constantemente vigilado a partir de ahora.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS